La bodega, de capitales argentinos y brasileros busca potenciar su línea de productos con una inversión de $2 millones que se volcarán a las áreas de producción y activos de elaboración de alta tecnología.

En el 2004 cinco inversionistas brasileros emprendieron la firma Otaviano Bodega & Viñedos de la mano de su director mendocino Jorge Cahiza. Emplazada en Luján de Cuyo, se provee de uvas propias de las más de 48 ha con las que cuenta la firma. ”Nuestros viñedos se ubican en Alto Agrelo, donde supimos encontrar la altitud (1.050 m sobre el nivel del mar) y la amplitud térmica que buscábamos”, detalla Cahiza.

La empresa atiende tanto al mercado nacional en plazas como Rosario, Mendoza, Buenos Aires, Cordoba, NOA y al internacional exportando a Brasil, EE.UU y Londres. ”En el año 2016 la bodega tiene una proyección comercial de 20.000 cajas por 6 botellas entre mercado interno y externo”, agrega su director.

Además este mes presentará dos nuevos productos: la línea Expresión Terroir, un blend de las cinco variedades tintas de la finca y crianza en roble de 18 meses y la línea Parcela, un Malbec con crianza de roble de 18 meses.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here