El Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT) introdujo por primera vez un sistema de resonancia magnética acoplada (CMRS) en el 2007, que creaba un campo magnético para transferir energía a una distancia de 2,1 metros.

Ahora, un grupo de investigadores coreanos batieron un nuevo récord al transmitir suficiente carga inalámbrica a una distancia de 5 metros para recargar hasta 40 smartphones de manera simultánea.

Los investigadores del Instituto Avanzado de Ciencia y Tecnología Coreano, KAIST, crearon un ”Sistema Resonante de Bobina Dipolar” hecho específicamente para la transferencia de potencia inductiva para distancias más largas entre las bobinas de transmisión y recepción.

Instalan una farola-cargador en las calles de Murcia.

Según el grupo coreano, el CMRS tiene algunas limitaciones técnicas que hacen que su comercialización sea difícil.

Por ejemplo, el CMRS tiene una estructura espiral bastante complicada (se compone de cuatro bobinas para entrada, transmisión, recepción y carga), las bobinas resonantes son de un tamaño voluminoso, y una alta frecuencia (en un rango de 10 MHz).

En cambio, el equipo de KAIST usa una frecuencia menor de 20 kHz.

Aparte de esto, los ingenieros de KAIST están usando la misma tecnología que WiTricity (una empresa de Watertown, Massachusetts), que lleva años desarrollando un cargador por resonancia magnética de distancias medias comercializable.

Ya es posible cargar tu móvil con agua y en cualquier lugar

La tecnología de carga inalámbrica mediante resonancia magnética funciona creando un campo magnético entre dos bobinas de cobre. Mientras mayores sean las bobinas de cobre y la cantidad de potencia transmitida, mayor será el campo magnético.

Esto es justamente lo que hizo el grupo de KAIST. Construyeron un poste transmisor y uno receptor de 3 metros, con los que pudieron crear un campo magnético los suficientemente grande como para transmitir 209 vatios de potencia a una distancia de cinco metros.

A esa distancia, el transmisor inalámbrico aún emite suficiente energía para cargar un máximo de 40 teléfonos inteligentes, si se enchufan a una toma de corriente alimentada por el transmisor inalámbrico. A medida que la distancia aumenta, sin embargo, la potencia cae significativamente.

Según el grupo, en el futuro este tipo de carga inalámbrica será tan común (y omnipresente) como el Wifi.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here