Por eso, coincidiendo con los últimos rumores de la compra de Opera por parte de un consorcio chino, el navegador de su ex-CEO acaba de lanzar hoy su versión 1.2.

Lo hacen cuando están a punto de alcanzar su primer millón de usuarios activos, e implementan nuevas opciones para hacerlo aún más personalizable. Entre ellas nos encontramos con un nuevo sistema para crear gestos de ratón personalizables, nuevos accesos directos, novedades en sus pestañas y pequeños cambios en su diseño.

LEÉR MÁS  Video viral en China: crearon capa que vuelve invisible a la gente

Vivaldi 1.2: aún más personalizable

La gran estrella de esta nueva versión es su sistema de creación de gestos personalizables. Con él podremos crear nuevos gestos dibujándolos directamente sobre el panel de opciones, el cual los reconocerá y configurará para realizar con ellos la acción que queramos. Si no quedamos conformes podremos editarlos cuantas veces queramos.

También han añadido nuevas maneras de trabajar con nuestras pestañas. Ahora podemos elegir una página para las nuevas pestañas que abramos, cerrar múltiples pestañas y seleccionar varias con un atajo de teclado. Además, al seleccionar pestañas el menú contextual se modificará automáticamente para aplicar cualquier comando al total de las que tengamos seleccionadas.

LEÉR MÁS  Twitter agregó un botón para crear “hilos” de conversación

Vivaldi también añade nuevos niveles de zoom, pudiendo ampliar las páginas hasta un 500% su tamaño y reducirlas hasta en un 20%. También añadirá nuevos atajos personalizables de teclado, incluidos unos para la barra de direcciones, modificará el diseño añadiendo nuevas animaciones e iconos, e incorporará el Catalán para subir a 52 el total de idiomas soportados.

LEÉR MÁS  Como a tus amigos, ahora Instagram permite seguir hashtags

Lamentablemente, fuera se queda el esperado cliente de correo integrado en el navegador, aunque desde la empresa nos insisten en que es la máxima prioridad del equipo de desarrollo. Y esto es todo, la próxima cita será dentro de otras seis semanas, ya que ese es el periodo de tiempo con el que Vivaldi quiere ir lanzando nuevas actualizaciones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here