Existen otros gigantes en Internet: Google (con sus servicios como YouTube), Facebook, MySpace, Amazon y ahora Twitter se encuentran en esta lista considerada de ”elite”, con supuestos valores que superan lo extraordinario.

 

Pero la gran pregunta se mantiene firme: ¿Cómo puede valer tanto algo que no genera nada? ¿Qué clase de esquema de negocios presenta Internet en realidad? ¿Estamos ante las puertas de otra burbuja ”punto com”? ¿O simplemente los vale porque hace un excelente trabajo?

 

La noticia surge a partir de información publicada en la red que menciona a Twitter con planes de aumentar sus fondos en cincuenta millones de dólares para la próxima ronda financiera. Twitter recibe fondos de diferentes organizaciones y entidades. Por ejemplo, a comienzos de este año recibió fondos por un total de 35 millones de dólares provenientes de Benchmark Capital y Institutional Venture Partners. En ese momento, se estimaba que el valor de Twitter era de unos 250 millones de dólares. Si todos los reportes de ingresos de fondos a Twitter son verdaderos, el pequeño pájaro que escupe mensajes de 140 caracteres en realidad sería un titán de mil millones de dólares. Y estamos hablando de un intervalo de tiempo que no excede los ocho meses entre aquellos 250 millones y estos mil millones de ahora.

LEÉR MÁS  ¿Qué suben tus vecinos a YouTube? Aprendé a encontrar vídeos según su ubicación

 

El crecimiento de Twitter durante este año ha sido, a falta de otra palabra, monstruoso. Hubo explosiones en su demanda que han superado el 1.300 por ciento, y cada vez más personas lo utilizan. Todos los expertos en la red dicen que semejante volumen de usuarios es un fantástico terreno para la publicidad, pero nadie está del todo seguro sobre cómo implementar un modelo eficiente. La publicidad se ha convertido en un eje fundamental de la generación de fondos a través de la red (Google obtuvo ingresos por 22 mil millones en 2008 gracias a ella). La gran mayoría de los portales contienen alguna forma de publicidad que les permite tener ingresos, pero lo cierto es que incluso a los mismísimos leviatanes de la red les cuesta mucho trabajo obtener ganancias. Probablemente el mejor ejemplo hasta la fecha sea YouTube. ¿Cuántos vídeos sirve YouTube por día? ¿Cuántas visitas recibe? Ahora, teniendo en cuenta esos valores, ¿es creíble que en realidad YouTube está perdiendo dinero? Bueno, ”dinero” es un término bastante genérico, ¿por qué no mejor ponerlo en números? ¿Cómo suena un rojo de 470 millones de dólares anuales? Algunos lo ubican en 174 millones, pero sigue siendo un rojo, y Google debe desviar fondos de otros sectores para mantener a lo que es, sin lugar a dudas, el sitio de vídeos en línea más popular en existencia.

LEÉR MÁS  MotoMod: el accesorio vintage que convierte tu celular en una Polaroid

Mil millones es mucho dinero, pero muchos todavía dudan de la solvencia del servicio

Mil millones es mucho dinero, pero muchos todavía dudan de la solvencia del servicio

 

YouTube aún no puede obtener una ganancia (o al menos, eso es lo que Google le hace creer a todos). Facebook necesitó más de 300 millones de usuarios para lograr ese objetivo. Twitter tiene una ganancia proyectada para el tercer cuarto de este año en apenas 400 mil dólares, pero se espera que ese valor se dispare hacia finales de 2010, alcanzando los 140 millones de dólares. La pregunta de los mil millones de dólares, sin intención de sonar sarcástico, es cómo va a lograr eso. Se habla de un modelo de negocios creado por Twitter llamado ”Unicornio”, del cual no se sabe nada hasta ahora. Y muchos expertos comienzan a arrojar sus huesos de pollo a cuencos llenos de sangre haciendo predicciones sobre un nuevo apocalipsis digital. El hecho de que Twitter obtenga fondos sin ingresos hace recordar a todos de la gran catástrofe que la burbuja de los ”punto com”, y si Twitter no presenta un modelo convincente de ganancias, se teme que el pico del pájaro haga reventar otra burbuja más. En lo personal, creo que es saludable preocuparse, pero también es exagerado creer que Internet va a volar por los aires o algo parecido si Twitter no encuentra un modelo de negocios aceptable. En el peor de los casos, simplemente desaparecerá, como le ha sucedido a otros sitios. ¿Un ejemplo? ¿Qué tal GeoCities? En pleno pico de la burbuja punto com, Yahoo! pagó por GeoCities 3.570 millones de dólares. ¿Y ahora? El próximo 26 de octubre dejará de existir. Dentro de un año será una anécdota, y dentro de dos, probablemente nadie lo recordará. E Internet seguirá ahí.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here