Algunos, ahora lo esencial de sus temas de las informaciones reveladas por otros en las redes sociales y no dudan en escribir que los flujos RSS son una cosa del pasado.

 

La llegada de Twitter y la evolución de Facebook sin duda han entrañado todo un desplazamiento del ecosistema de información candente gracias a las URL abreviadas y a los re-tweets que operan como una especie de filtro muy eficaz.

 

El riesgo está, como ya he dicho otras veces, en que no nos acabemos interesando más que en lo que interesa a quienes se parecen a nosotros. El pensamiento único no está tan lejos.

 

Ésta es una de las razones por las que los flujos RSS me parecen muy útiles si nos las arreglamos para que aporten información de fuentes diversas y variadas. No han evolucionado tanto en dos años y, sin embargo, son indispensables para tener una visión de conjunto y son muy útiles para circuscribir las búsquedas a aquellos sitos que nos merecen confianza por su calidad.

 

Como suele pasar, creo que hace falta apoyarse en las redes sociales y en los flujos RSS a la vez. Tengo la impresión de que los primeros me dictan los asuntos y que los segundos me permiten elegirlos.

 

Puede que la personalidad del bloguero se afirme menos en la forma, eventualmente original, de escribir sobre un tema que trata todo el mundo que en escoger temas entre la ingente cantidad de información que se nos viene encima. Lo uno no quita lo otro, evidentemente.

 

Fuente: SOITU.ES

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here