Al menos tres de los 20 principales inversores en Microsoft quieren que un experto en reestructuración reemplace a Steve Ballmer como presidente ejecutivo e instaron al directorio a considerar para el puesto al presidente ejecutivo de Ford, Alan Mulally, y al presidente de Computer Sciences Corp (CSC), Mike Lawrie, dijeron varias fuentes familiarizadas con el tema.

El comité especial de la junta directiva, que lleva a cabo la búsqueda del presidente ejecutivo, y sus asesores han estado manteniendo reuniones con los accionistas tras la sorpresiva decisión de Ballmer el mes pasado de retirarse dentro de un año, afirmaron las fuentes.

El comité podría designar a un presidente ejecutivo tan pronto como a fin de año, indicaron las fuentes.

En una de las reuniones, Microsoft dijo que había comenzado con una lista de alrededor 40 personas, incluyendo a candidatos internos y externos, y que ha estado reduciéndola, dijo una de las fuentes.

No estaba claro si la junta directiva de Microsoft ha contactado a alguno de los potenciales candidatos sugeridos por los inversores o si incluso estaba considerándolos. No fue posible acceder a los nombres de los otros candidatos en la lista.

Microsoft declinó a formular comentarios el lunes. Lawrie y Mulally no pudieron ser contactados para consultarles sobre el particular. Pero la semana pasada, Mulally dijo a Reuters que estaba ”absolutamente concentrado en servir a nuestra Ford”.

Las fuentes solicitaron que su identidad y la de los inversores se mantengan anónimas debido a que las discusiones son privadas.

La búsqueda de un nuevo presidente ejecutivo para el mayor fabricante de software del mundo es este año uno de los acontecimientos más vigilados en el sector de tecnología este año.

Microsoft sigue siendo altamente rentable, pero ha luchado por cobrar impulso en el negocio de dispositivos móviles frente a rivales como Apple y Google.

La semana pasada, Microsoft anunció la compra del negocio de telefonía de Nokia por 5.440 millones de euros (7.100 millones de dólares).

Tras la operación, Stephen Elop, ex CEO de la empresa finlandesa, pasó a ocupar el cargo de vicepresidente de dispositivos en Microsoft, donde había trabajado antes de entrar a Nokia. Elop es también considerado por muchos un candidato a ocupar el cargo de Ballmer.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here