Impresionante creación de la marca sueca Koenigsegg que, con este diseño, se coloca a la vanguardia de los coches propulsados por energías alternativas, concretamente la solar. Es el primero de su especie, un superdeportivo con prestaciones de infarto, estética lujuriosa y un compendio tecnológico de última generación para aprovechar la luz del astro rey. Ya era hora de que apareciera un coche solar con autoestima.

Estamos acostumbrados a ver coches solares de estética horrible, obligados siempre por los sempiternos paneles solares, que no se les puede hacer otra cosa que colocarlos en forma de placas en el techo o disimulando como bien se pueda entre los dorsales del auto. Aparte de feos para reventar, los coches impulsados por energía solar poseen unas modestas prestaciones, más cerca de bicicletas que de coches de verdad. Por no hablar de superdeportivos, que en el ámbito de las energías renovables, los que van a simples baterías impactan al mundo con modelos fabulosos tanto en el diseño como en las características técnicas. Hasta las motos, que suelen ir varios pasos por detrás de los coches, también han mostrado ya sus armas en cuanto a modelos de fastuosas líneas y alta potencia. Pero eso se ha terminado. Por fin alguien consigue presentar un modelo impresionante que exhibe unas curvas de infarto, tanto en su aspecto como en sus gráficas de rendimiento.

Koenigsegg QUANT, un coche dotado de una tecnología solar de ultimísima generación, que le permite alcanzar velocidades de reactor a la vez que mantiene una línea deportiva que sobrecoge por su agresividad.

LEÉR MÁS  Alibaba presentó una máquina expendedora de autos

En realidad Koenigsegg sólo ha realizado el exterior del coche, esto es, la parte de chasis y estructuras internas, pero ha sido la marca NLV Solar AG la que ha aportado la tecnología punta que se encarga de hacer funcionar el conjunto. La clave que convierte a este coche en una máquina que va a dar mucho que hablar es precisamente el sistema de energía que contempla. Se trata de una tecnología que recibe el nombre de Flow Accumulator Energy Storage (FAES). Tres son los componentes principales que conforman este sistema: en primer lugar, unos paneles fotovoltaicos a modo de lámina transparente que envuelven toda en la carrocería y en la zona acristalada, que se encargan de captar la energía solar; en segundo lugar, unas baterías en las que se almacena la energía eléctrica que proviene de la energía solar captada; y en tercer lugar, dos motores eléctricos colocados en cada una de las ruedas traseras.

Llama mucho la atención el giro que ha dado la ciencia para convertir los pesados paneles solares en una simple lámina transparente llamada Pyradian. Se basa en lo que llaman el “oro de los tontos”, la pirita, un mineral muy parecido al dorado metal pero que en realidad vale poco dinero. Sin embargo, posee unas propiedades eléctricas fabulosas para la misión que tiene encomendada una célula solar y que son muy bien aprovechadas en este sistema.

LEÉR MÁS  Video viral en China: crearon capa que vuelve invisible a la gente

Se usa el conocido sistema de frenada regenerativa, por que el se aprovecha la energía cinética generada en una frenada o en una deceleración y se transforma en energía eléctrica que va a parar a las baterías.

Otro recurso técnico que se utiliza en pos de ahorrar energía al máximo es la incorporación de unos neumáticos de baja resistencia de rodadura, firmados por Pirelli, de dimensiones 245/35 delante y 285/30 detrás con unas llantas de 23 pulgadas de diámetro. El peso total declarado es de 1.780 Kg., una cifra francamente razonable tratándose de un deportivo de 4.879 mm de longitud, una anchura de 2.016 mm y una altura de 1.335 mm. La distancia entre ejes alcanza los 3.102 mm. El chasis monocasco esté realizado íntegramente en fibra de carbono. Por su parte, la carrocería tiene componentes en aluminio y fibra de carbono. El habitáculo está capacitado para acoger en su interior con total comodidad hasta cuatro ocupantes. Disponen de tres pantallas de información y entretenimiento, además de un sistema de climatización automático de tres zonas. En lo que respecta al exterior, además del agresivo y futurista diseño, hay que destacar la incorporación de luces de día LED tanto en la zona delantera como en la trasera.

LEÉR MÁS  Video viral en China: crearon capa que vuelve invisible a la gente

En cuanto al equipamiento de seguridad, se incluyen seis airbag, sistema de frenado ABS y control de estabilidad ESP. No se dejan nada al azar estos suecos. Eso si, el precio estará en consonancia aunque todavía no sabemos a cuánto ascenderá.

Las prestaciones de esta máquina son alucinantes, sobre todo, tratándose de un coche solar. Aseguran los diseñadores que la potencia será de 512 CV y un par declarado de 715 Nm (72,9 mkg) y que las baterías tardarán entre 15 y 20 minutos en cargar y con una autonomía de 500 kilómetros. Pero lo mejor de todo es que dicen que todo esto se puede conseguir simplemente recargando la batería con luz solar(¡!). O sea, dicho llanamente, que tu dejas el coche aparcado al solecito unos 20 minutos mientras te tomas un café en una terraza y cuando arrancas tienes el “deposito lleno” y listo para viajar durante medio millar de kilómetros y con una potencia disponible bajo al acelerador de mas 500 CV que te permiten acelerar de 0 a 100 Km./h en 5.2 segundos y alcanzar los 275 Kms/h.

Ya nos gustaría, pero yo, sintiéndolo mucho, no me lo creo. Si esto fuera cierto nos hallamos entonces en presencia del prototipo de una nueva clase de vehículos que romperá con todo lo conocido; energía disponible en cantidad, gratis, no contaminante y, quizá, la única con un futuro sólido por delante. Ojalá.

Visto en: tuningnews

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here