Wired relata su historia, una historia fascinante. Paloma Novola tiene una increíble facilidad para resolver problemas de matemáticas. En una de las pruebas ENLACE, la joven ocupó el primer lugar a nivel nacional. El artífice de este logro fue su maestro Sergio Juárez Correa, quien abandonó el modelo de enseñanza típico de México para implementar nuevas técnicas pedagógicas desarrolladas por Sugata Mitra, profesor de la Universidad de Newcastle en Reino Unido que aplicó un sistema innovador en las calles de India. Mitra le entregó a los niños acceso a una computadora y los dejó organizarse.

El experimento buscaba probar que los niños podrían aprender de las computadoras con mucha facilidad sin ningún entrenamiento formal. Sugata Mitra lo denominó Minimally Invasive Education (MIE) o Educación Mínimamente Invasiva. Juarez Correa lo imitó en la escuela primaria José Urbina López.

NUEVA GENERACIÓN DE GENIOS

Wired considera que esta forma revolucionaría de instruir a los niños puede ser el camino para desarrollar el potencial de los menores a su máximo, con lo que se abriría la puerta para una nueva generación de “genios” como Steve Jobs.

Juárez también creció al lado de un vertedero de basura en Matamoros. A pesar de la adversidad, nunca renunció a lo que más ama: enseñar. En2011, cuando Paloma entró en su clase, Juárez empezó a experimentar. Y esta niña descubrió su potencial.

La revista afirma que tanto Paloma como el profesor Juárez son una prueba viviente del éxito de las teorías educativas de la nueva era tecnológica, a pesar de las condiciones difíciles en las que se encuentran. Estos métodos podrían desarrollar verdaderos genios.

La publicación cuenta la historia de esta alumna que estudia en la escuela primaria José Urbina López, ubicada cerca de un basurero de la ciudad de Matamoros.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here