Netflix ya es más grande que toda la industria del cable

La industria entera del cable de EE.UU pierde usuarios y Netflix supera la barrera de los 50 millones de usuarios, arrollando a toda la industria.

Que Netflix se ha convertido en una de las plataformas más importantes del mundo audiovisual es algo que ya sabíamos. Que haya superado a la industria con la que directamente compite en poco más de cinco años, demuestra cómo el cambio en la conducta del consumidor respecto al consumo de contenidos necesitaba un nuevo actor en el mercado que supiese dar a esos consumidores una forma alternativa de dar contenidos, alejada de los sistemas de suscripciones de las operadoras, y multiplataforma y multidispositivo.

Aunque el mercado estadounidense tiene algunas particularidades que le hacen diferente a lo que estamos acostumbrados en Europa e, incluso, en algunos países de Latinoamérica, sí que sirve de termómetro para comprobar la penetración, por volumen, de un producto en el mercado. Pues el mercado tecnológico allí es uno de los considerados de referencia, como lo está también UK dentro de Europa o Japón en Asia.

Sea como sea, el hecho es que esta nueva forma de hacer televisión, que va más allá de ofrecer una catálogo de contenido y que se basa principalmente en ofrecer series y películas de producción propia sin estar atadas a ciertos horarios, fechas de emisión o dispositivos de visualización, ha salpicado el mercado del cable americano y ha convertido a Netflix en el referente del contenido mediante suscripción en Estados Unidos.

Por ponerlo en perspectiva, a principio de 2012, Netflix solo tenía aproximadamente la mitad de usuarios si lo comparamos con el cable; que en el mercado americano alcanzaban los 52,60 millones de usuarios de pago. A día de hoy, pese a que el cable solo ha perdido tres millones en estos cinco años, para situarse en los 48,61, Netflix casi ha multiplicado por dos su base de usuarios hasta los 50,85 millones, superando el número de usuarios de cable.

Es importante tener en cuenta que, pese a que los número puedan no mostrar una diferencia significativa más allá de la pérdida de usuarios del cable, lo cierto es que los datos de Netflix corresponden solo a usuarios de Estados Unidos y para una sola empresa, mientras que los del cable son los usuarios combinados de todas la compañías de cable. Son, básicamente, los números de una industria al completo frente a los de una sola compañía.

Sea como sea, parece que Netflix se está ganando al consumidor.

Deja un comentario