Windows 8 llegó al mercado en octubre y hasta enero Microsoft consiguió vender 60 millones de licencias.

La sorpresa mayor para la compañía fue sin embargo la buena recepción que tuvo la posibilidad de probar el sistema operativo y luego comprarlo online. ”Casi se triplicó la distribución del software a través de medios electrónicos”, explicó Villalpando y dijo que en América Latina el hecho no fue menor: ”La gente decidió descargar el producto por internet, pagar, instalarlo y así actualizar el sistema operativo”.

La compañía cree entonces que existe en la actualidad ”mejor conectividad en la región y una mayor confianza del consumidor al realizar transacciones online. La tendencia va hacia allá”.

”Ya pasaron casi cinco meses desde el lanzamiento y estamos muy contentos con los resultados. Windows 8 fue pensado en cómo la gente interactúa. Fue el sistema operativo más probado en la historia de Microsoft para que sea intuitivo y fácil de usar por los usuarios”, explicó Villalpando.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here