Microsoft presentó hoy, en las primeras horas del primer día del Congreso Mundial de Móviles (donde ayer Samsung, HTC y otras compañías hicieron sus anuncios) dos nuevos modelos de su línea Lumia: son el Lumia 640 y 640 XL.

El ordinal, que abarca la gama media/baja de la compañía, no debería confundir: al igual que Motorola con el Moto G, la compañía está apostando por incluir prestaciones más que decentes y buen diseño en equipos de costo medio. Aunque el modelo más vendido de la compañía sigue siendo el 520/530, la línea 630 también le estuvo dando buenos resultados, aunque está muy lejos del resto: la compañía se quedó con el 2,7 por ciento de las ventas de smartphones en 2014, según estimaciones de IDC.

Tanto el 640 como el 640 XL tienen 1 GB de RAM y un chip Qualcomm Snapdragon de cuatro núcleos a 1,2 GHz (una combinación razonable para su segmento de precio), a los que suman una pantalla IPS de 5 o 5,7 pulgadas, respectivamente, con el filtro polarizador ClearBlack que la compañía ya usó, con buenos resultados, en otros modelos. Ambas pantallas tienen una resolución de 1280 x 720 pixeles y protección Gorilla Glass 3. No es una sorpresa, pero por lo que se podía ver en las mesas con equipos para probar, Windows Phone seguía manteniendo la fluidez que lo caracteriza.

Además incluyen Glance, la suerte de salvapantallas con notificaciones que muestra el teléfono cuando la pantalla está bloqueada, y lentes Carl Zeiss para ambos modelos: de 8 megapixeles el 640 (con apertura f/2.2), de 13 megapixeles el 640 XL. Ambos graban video en Full HD con autofoco continuo (es decir, lo ajustan a medida que se mueve la cámara) y tienen cámaras al frente; la del 640 XL es de 5 megapixeles y también graba video en Full HD.

Completan la oferta el GPS, Wi-Fi, Bluetooth y radio FM. Habrá versiones con 3G y otras con 3G y LTE, y con una y dos SIM, según el mercado. Tienen 8 GB de almacenamiento interno (expandible con tarjetas microSD de hasta 128 GB). Las baterías son de 2500 mAh para el 640 y de 3000 mAh para el 640 XL, ambas removibles; les permiten unas 30 horas de llamada en 2G, en promedio, y la compañía dice que deberían alcanzar para un día de uso. La tapa, removible, es un plástico semirígido similar al de modelos anteriores, con buena sensación en la mano.

Microsoft comenzará a venderlos entre marzo y abril en Europa, y los ofrecerá en los primeros tres meses con un año gratis de Office 365 incluido en la compra; no está claro qué sucederá en los países a los que llegue después de mitad de año (la Argentina está en ese grupo). El precio internacional oscila entre 139 y 219 euros, según el modelo y si tiene o no LTE.

Los equipos corren Windows Phone 8.1 y se actualizarán a Windows 10 este año, y muestran a Microsoft sacando lo mejor del linaje de Nokia para pelear con Motorola el mercado de dispositivos económicos con buen hardware, más allá de que los 10,5 millones de equipos vendidos en el último trimestre de 2014 siguen siendo pocos para las aspiraciones de la compañía.

Para ver un Lumia de alta gama habrá que esperar al lanzamiento de Windows 10, según ejecutivos de la compañía..

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here