El titular de Nic.Ar, Gabriel Brenta, confirmó que los nombres de dominio “.ar” dejaran de ser gratuitos a partir del próximo 5 de marzo, con el objetivo de continuar mejorando el servicio y combatir más fuertemente los delitos cibernéticos.

“Dominios gratis quedan pocos en el mundo”, explicó Brenta, a cargo de la dependencia estatal encargada de regular los dominios “.ar”, y agregó que en América Latina y el Caribe Argentina es, de hecho, el único país que no cobra.

Nic.Ar administra unos tres millones de dominios (nombres de páginas web, por ejemplo: “www.unapagina.com.ar”) y su crecimiento colocó a los “.ar” en el segundo lugar de los más usados de la región luego de Brasil. Además, Argentina es uno de los países con más cantidad de dominios registrados per cápita en el mundo.

Sin embargo, la gratuidad del servicio y la posibilidad de que un mismo usuario pueda tener hasta 200 dominios transformó también a los “.ar” en un espacio de proliferación para los delitos cibernéticos como la ciberocupación.

“La comunidad pedía que deje de ser gratuito. Los programadores y diseñadores –por ejemplo- necesitaban que los ayudemos para que no les suceda que al próximo cliente no le puedan dar el dominio de su marca porque está ocupado”, detalló Brenta.

La ciberocupación es el nombre que recibe el registro especulativo de dominios en forma masiva para su posterior venta. “El objetivo es que si tu marca o tu nombre está ocupado puedas recuperarlo en el corto plazo”, explicó Gabriel Brenta, que encaró una fuerte lucha contra esta práctica y para la recuperación de los dominios por parte de quienes legítimamente quisieran emplearlos.

Desarrollo. Nic.Ar administra los dominios “.com.ar” y aquellos de personas físicas y jurídicas nacionales y extranjeras. En los últimos dos años, la dependencia oficial amplió su campo de desarrollo en su colaboración con el Estado.

Anteriormente, en la base de datos “no había usuarios”, sino sólo direcciones de correo electrónico, manifestó el titular de Nic.Ar. Así, resultaba difícil regular el manejo de los dominios. Por eso, la dependencia estatal impulsó una actualización de datos que busca corroborar la identidad de los usuarios, ya sean personas físicas o jurídicas.

“Argentina es uno de los CCTLD (código de dominio de país) más grandes de la región. Tiene una misión crítica y hemos visto una evolución favorable desde lo institucional en Nic.Ar”, destacó Rodrigo de la Parra, vicepresidente regional de la Corporación de Internet para la Asignación de Nombres (de dominio) y Números (de IP), ICANN, en una teleconferencia de prensa.

Otro de los aspectos que modernizó el trabajo del área fue el incremento de la proximidad con el usuario, también importante para la verificación de datos, con la apertura de nuevos canales de comunicación en redes sociales como Facebook, Twitter, Google+, LinkedIn y YouTube, y la considerable mejora de su plataforma online.

IPv6. Los números de IP actualmente utilizados como identificación para navegar en el ciberespacio están agotados y la cuarta versión (IPv4) comenzó a ceder lugar paulatinamente a la sexta: IPv6. Se trata de un protocolo más desarrollado al que todas las plataformas deberán adaptarse luego de un período de coexistencia entre ambas, ya que no son compatibles.
Entre los grandes avances de la dependencia estatal en materia de ampliación de su servicio se encuentra una gran inversión en equipamiento y recursos humanos para incorporarse al nuevo protocolo.

“Nic.Ar ya está disponible para IPv6 en un cien por ciento. En la medida en que alguna empresa lo solicite, lo puede tener en breve”, explicó Brenta. Sin embargo, apuntó que “el ecosistema IPv6 está en vías de desarrollo”, por lo que es necesario que se produzca una actualización de todos los agentes intervinientes en la red para que la región pueda funcionar íntegramente en IPv6.

“El objetivo es acompañar el nivel de desarrollo de la región. E IPv6 es una de las formas de combatir el ‘phishing’, que es uno de los avances que impulsamos y queremos seguir llevando acabo”, agregó.

El “phising” es el robo de identidad online, un crimen cibernético que pone en riesgo la información más sensible de los usuarios. El mismo consiste en el reemplazo de un sitio por otro falso que capture los datos completados por las personas, como ser su número de cuenta ó tarjeta de crédito, entre otros.

América Latina y el Caribe. En la región el 45 por ciento de la población está conectada a Internet de algún modo, según apuntó De La Parra en videoconferencia desde México.

“Latinoamérica y el Caribe es la región con más crecimiento y dinamismo en cuanto a usuarios y tiempo de uso de Internet. Se prevé que ese dinamismo siga porque es una población joven”, detalló.

El enorme crecimiento de la web -“red de redes” como la menciona- se hace patente en todo el mundo. ICANN ampliará próximamente de 24 a 1800 los dominios genéricos existentes (conocidos como GLTD), es decir, los que no identifican país sino actividades, como “.net” o “.gob”.

Entre las incorporaciones solicitadas se encuentra una realizada desde Argentina, la “.lat” que identificará a sitios de América Latina.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here