Los ascensores son, hasta hoy, un sistema de transporte vertical. Pero ahora gracias al grupo alemán ThyssenKrupp esta “limitación” de movimiento en vertical puede llegar a su fin.

La levitación magnética es la respuesta para poner fin al uso de cables en el funcionamiento de los ascensores que conocemos y utilizamos cada día. Se trata de “un método por el cual un objeto es mantenido a flote por acción únicamente de un campo magnético. En otras palabras la presión magnética se contrapone a la gravedad.”

Gracias a este nuevo sistema los ascensores podrían moverse no sólo en vertical sino horizontalmente, abriendo así muchísimas posibilidades en el diseño de los edificios.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here