Iván de Pineda dio el puntapié inicial de la tercera edición de TEDx Buenos Aires, que contó con un auditorio de 1.200 personas y miles más que pudieron seguirlo en vivo vía internet.

El encargado de brindar la primera charla fue Leo Mc Lean, un empresario reconocido por alcanzar las cumbres más altas del mundo, incluida la del Everest. ”Ganando la altura iba recuperando la inocencia del niño, miraba con otros ojos, quedaron atrás prejuicios, fui otro en cada vuelta a casa”, dijo, y agregó que ”cada uno tiene su propio Everest. Háganlo realidad. No importa cambiar algo del mundo, cambiar uno es lo que hace la vida única. Y lo importante es hacer realidad la vida”.

Chiqui González, ministra de Innovación y Cultura de Santa Fe, fue la segunda oradora del día y habló sobre ”¿Qué es nacer?”: ”En los ’50 era simplemente venir al mundo. Hoy el paradigma cambió; somos parte del mundo y le damos algo al mundo. Lo hacemos engordar, crecer con nuestra llegada”.

”La primera infancia tiene otra lógica. El niño vive la muerte y los problemas de la vida como absurdos, la palabra de sus mayores le da tranquilidad. El niño ensaya la vida en acción. No respeta la división cuerpo/mente, esa que de grande le hará tanto daño”.

A lo largo de su charla enfatizó que ”un sujeto sin vínculos, sin amor no puede pensar, crear. Hay que amar para enseñar. No hay un concepto unívoco, uno aprende las percepciones en presencia de la vida, viviéndola. Las nuevas ideas deben ser sentido y no significación. El paradigma de hoy es ser, dar ese salto”.

La exposición del realizador y participante del 15M Sthépane Grueso fue una de las más esperadas. Grueso habló sobre los movimientos sociales de nuestros tiempos y la nueva protesta. Comentó: ”Estamos aprendiendo a protestar de otro modo. Ejemplo de esto son las manifestaciones en Egipto, los EEUU y España, que representan tres modelos claros de esto. Los elementos de la nueva protesta son la plaza como espacio común y democrático, un espacio hospitalario; la inclusividad, no hay líderes, ni nombres; y la horizontalidad, la no violencia como forma de integración de la gente”.

También habló sobre la importancia de las nuevas tecnologías como elementos determinantes en esta nueva forma de protesta: ”Cada ciudadano con un teléfono era un medio de comunicación”.

Por su lado, Federico Trucco, CEO de la empresa agrotécnica Bioceres, defendió los avances de la manipulación genética de los cultivos y de las plantaciones y señaló que son fundamentales para alimentar al mundo.

LEÉR MÁS  Las 10 canciones más escuchadas de la semana en Spotify

”Hace 70 años, el planeta producía 650 millones de toneladas de fotosíntesis (alimentos), y empleaba 620 millones de hectáreas. Hoy podemos producir tres veces más en la misma superficie”, indicó.

De esta forma, no sólo es posible generar más para satisfacer las necesidades de 7 mil millones de personas, sino que la tecnología también sirve como una herramienta ecológica, según destacó en referencia a la resistencia que despierta la biotecnología por ser considerada ”artificial”. ”Ayuda a preservar el ambiente y la salud”, apuntó.

”Si nos genera temor la tecnología, tenemos dos alternativas. Por un lado, tratar de vivir con un tercio de la cantidad de fotosíntesis. La otra alternativa es avanzar sobre millones de hectáreas de bosques para poder producir lo mismo”, explicó Trucco.

Más charlas
Abraham Gak, ex rector del Carlos Pellegrini y colaborador de distintos organismos de derechos humanos, dijo en su discurso ”Educación, nuevo paradigma para las nuevas ideas” que ”los procesos complejos tienen aplicaciones muy simples. Esto es el puntapié inicial para una nueva escuela. Los adolescentes de hoy renuncian a la autoridad y cuestionan a los adultos. Existen cuatro elementos para conformar el respeto: comprensión, contención, solidaridad y afecto. Estos cuatro elementos asegurarán un ámbito diferente. Esto permitirá también desarrollar la capacidad de creatividad con lo lúdico. La escuela debe ser un trabajo interdisciplinario, en ambiente de participación y escucha. La educación se modifica con mucha lentitud. Educar es el eje fundamental para el desarrollo. Enterremos las ideas pesimistas, que nos atan; tengamos el coraje de pensar distinto”.

A su turno, el consultor especializado en educación David Cameron refirió: ”Si nos pasamos mirando hacia atrás, encontraremos miles de pasados y ningún futuro. Hay que hacer algo para transformar el pasado de estas personas en mil futuros. Nuestra mayor deuda no es con el pasado, es con el futuro y con la herencia que les dejemos a estos jóvenes. El sueño es sólo el comienzo y se transforma en realidad con la acción. Y estas acciones crean una forma de vida que les debemos a los jóvenes: un futuro”.

Helena Maltez, ingeniera agrónoma oriunda de Belem do Para, en el Amazonas, dijo que ”para que la vida venga a la gente hay que crear un lugar propicio para la vida. La vida es la estrategia de nuestro planeta Tierra. Vivimos en una cultura biofóbica que tiene miedo a la vida”.

LEÉR MÁS  Qué se trae entre manos el servicio de streaming de música de YouTube

La periodista Marta Dillon también tuvo palabras sobre los mandatos de la vida y la familia; dijo: ”Puede ser un refugio o el refugio de lo siniestro. Creemos en el mandato binario para la formación de una de la familia. El amor incondicional (a los hijos) suprime el egoísmo intermitente de uno. El desafío es hacer una familia donde no haya ni tuyo ni mío; la familia es un junco flexible que resiste. Nuestra misión como adultos es hacer una trama con nudos fuertes donde los niños puedan jugar y saltar sin temor a caerse”.

Por su lado, el abogado Carlos Varela empleó en su discurso durante el TEDx Buenos Aires una parte del alegato que expondrá durante el juicio por la desaparición de Marita Verón: ”Nuestro compromiso es la defensa de los intereses que nuestro cliente nos delega. Un desaparecido es una pregunta eterna”.

Cierre
Frederick Breidberger: ”No se pueden resolver los problemas socioambientales si no cambiamos nuestro estilo de vida. Estamos enfermos de tecnolatría y de mercadolatría. La historia está parada porque la sinrazón se apodera del mundo”.

Facundo Manes, en su charla ”Lo que nos hace humanos: secretos del lóbulo frontal”, contó que el área del cerebro que nos hace diferentes está en el lóbulo frontal. ”Las neuronas frontales responden de manera diferente de acuerdo al contexto, por eso la interacción social cambia nuestro cerebro. El cerebro humano es un órgano social. La memoria humana es el último recuerdo. Tenemos miopía de futuro. No somos capaces de ver las consecuencias en el futuro”.

Pichon Baldinú: ”Crear es una experiencia absolutamente inigualable. Puede ser tan feliz como angustiante. Desarrollar el lenguaje de las emociones, me gusta despistar a la gente. Me gusta traspasar los lugares y lo busco a través de esos universos que reconozco. Cuando las fantasías y los sueños alcanzan el universo, entonces pierden de vista la percepción de lo que soñamos y ahí comienza la inspiración. Me gusta compartir con el público en igual territorio, que no haya divisiones, y para eso algo tiene que cambiar. Es la obra escénica similar a la arena romana. El público es la fiera hambrienta de ver, oír y de experimentar. Es una experiencia muy adrenalínica para el actor y para el público poder compartir ese territorio. Con esto el actor está atento, abre sus sentidos, está expectante de lo que viene y se entrega a un experimento no sólo intelectual sino también de los sentidos; y eso es la gloria”.

LEÉR MÁS  Cuatro apps gratis para ahorrar datos en tu celular

Carlos Merenson comenzó su charla diciendo que ”la ecología política es una ideología destinada a encaminar la historia que parece haberse caído con el muro de Berlín. Ecologismo no es un ambientalismo. Plantea cambios racionales de sistema en esta crisis ambiental que vivimos. Las ideologías adicionales entienden el progreso como la superación de límites. En cambio, la ecología política es la capacidad de adaptación a que esos límites no pueden ser superados”.

Hugo Dopasso, durante el tercer bloque de TEDxBuenosaires, explicó: ”Entendí en qué consiste la muerte y el proceso humano de morir. Lo que la tristeza hace nos lleva hacia adentro, hacia nuestro mundo. Incluso nos permite refugiarnos de nuestro mundo externo. La tristeza es el vehículo que me lleva hacia adentro y entonces cuando el mundo exterior había desaparecido me sentía pleno en mi mundo interior. La tristeza venía y se instalaba, a veces permanecía un largo rato, pero se le iba. Advertí que cuando la tristeza se iba estaba más lúcido, me sentía mejor. La tristeza no me hace mal. Después me siento bien, como nunca, renovado. La fuerza de la tristeza era esa, no se puede manejar con voluntad. Cuando la tristeza venía, me preparaba, bajaba las luces, ponía música y la esperaba. La felicidad y la paz eran mi verdadera naturaleza”.

La hermana Marta Pelloni en su exposición comentó que ”los derechos humanos, son el marco jurídico de cualquier religión y el valor humano más grande es la dignidad de la persona. La trata de personas es un problema social, es invisible. La persona es despersonalizada, en este sistema de esclavitud. La filosofía hedonista de hoy hace que el hombre se mueva por el poder del poder, el tener por tener y el sexo por el sexo mismo. El placer es parte de la naturaleza integral del hombre. El placer sexual es un comercio y esto lo convierte en un problema social. El poder educar a los jóvenes eventualmente en la familia y en la escuela reduciría muchísimo este problema. Ninguna mujer nace para ser puta, es prostituida, no prostituta”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here