La vida del ‘nunca offline’: cuando la tecnología nos mantiene hiperconectados

 

El último lanzamiento ‘Apple Watch’ marcó un punto de inflexión respecto a ‘vestir tecnología’ y cómo ello cambiará la vida de las personas. En ese aspecto, la revista Time se plantea si este nuevo producto intenta ”colonizar nuestro cuerpo” ya que no sólo se sabe dónde estamos y con quién, sino que también ahora se pondrá todo el cuerpo ”en línea”.

”El hecho de vivir con un smartphone o cualquier dispositivo móvil inteligente, conectado, hace que la realidad se sienta un poquito menos real”, señalan los periodistas Lev Grossman y Matt Vella de Time. ”Uno está hiperconectado hasta el punto que es apto para prestar atención a los pensamientos y opiniones de los extraños anónimos por sobre sus seres queridos que están en la misma habitación. Uno se olvida de cómo es estar solo y sin distracciones”.

Cuando las tecnologías consiguen adoptarse tan rápido, siempre hay consecuencias imprevistas. Cuando salieron al mercado los primeros teléfonos inteligentes, nadie podía dimensionar el impacto que generarían en la vida. ¿Tengo un correo electrónico? ¿Qué está pasando en Twitter? ¿Podría salir de esta reunión aburrida jugando Tiny Wings? Cuando uno está llevando un teléfono inteligente, la atención nunca está del todo completa.

LEÉR MÁS  Android cumplió diez años

La paradoja de un dispositivo portátil, como el reloj inteligente, es que da tanto control y lo quita a la vez. Un ejemplo es la aplicación de fitness: el cuerpo está constantemente arrojando datos, y ahora el reloj los recoge y almacena y los devuelve en una forma que uno los puede utilizar. Esto da control sobre el propio cuerpo que nunca se tuvo antes. En cinco años podría parecer extraño no saber la cantidad de calorías que has comido hoy o los valores de tu frecuencia cardíaca.

Mirada local

Según un informe de la consultora PwC, en la Argentina la tecnología es un factor que modificará no sólo la vida sino la manera de trabajar. El estudio, llamado ”El futuro del trabajo. Un viaje hacia 2022”, revela a nivel global cómo evolucionará el mundo laboral en los próximos años. Tanto es así que la tecnología es considerada por el 53% de ellos como el principal factor que transformará el trabajo durante los próximos cinco a diez años.

Este cambio afectará a áreas como las de RRHH en las dintintas organizaciones, y deberá adaptarse para tener éxito en el futuro.

Por otro lado, se espera que en breve las empresas puedan empezar a usar datos personales de sus empleados (con su permiso), a partir de su actividad online, para anticipar y medir problemas de performance y retención, del mismo modo en que ya lo hacen los anunciantes para personalizar sus mensajes.

LEÉR MÁS  Android cumplió diez años

Los empleados, especialmente los jóvenes, están cada vez más abiertos a compartir información personal con sus empleadores. La clave para que las organizaciones puedan utilizarlos exitosamente será desarrollar beneficios para quienes los brinden y generar transparencia en la forma en la que los datos son adquiridos, utilizados y compartidos.

¿Qué sigue?

Más allá de una nueva invención del sector tecnológico, el reloj inteligente representa un nuevo trazado del mapa que localiza a la tecnología en un lugar y al cuerpo en otro. La línea entre los dos nunca será tan fácil de encontrar de nuevo. Una vez que esté ”OK” el uso de la tecnología, la única manera de avanzar es hacia adentro: el próximo lanzamiento sería lógicamente el implante. Si las empresas tienen éxito ”vistiendo tecnología”, se habrá establecido una red que podría propagarse a través de nuestros cuerpos. Entonces realmente habrá que decidir cuánto control se quiere tener o si se estaría dispuesto a renunciar a él.

 Fuente: Infobae.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here