Con la nueva directiva, el IVA recaudado no irá a parar al país donde tiene el domicilio fiscal la empresa, sino adonde resida el consumidor y la Comisión Europea cree que por esta vía podrá recaudar alrededor de 3.000 millones de euros este año en el comercio online de las naciones de la Unión Europea.

El cambio introducido está considerado en forma positiva por los analistas europeos, ya que podría terminar con las ventajas que las grandes multinacionales tenían al establecerse en países con impuestos bajos, aunque -por otro lado- la modificación tributaria traerá una carga importante en las pequeñas empresas del comercio electrónico y también entre los consumidores que se beneficiaban con gabelas menores, según la Asociación de Internautas española.

El cambio introducido en el cobro del IVA por parte de la UE perjudicaría en forma directa las ventas de Amazon, que tiene radicación en el pequeño estado europeo Luxemburgo, que cobra un IVA del 15 por ciento, mientras que los demás países imponen una tasa del 21 por ciento.

La nueva disposición de la UE ocasionará una suba en el IVA para la venta de libros digitales de Amazon o de las aplicaciones de Apple, como los juegos online, la música o los servicios de alojamiento web, entre otros bienes digitales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here