El futuro del Apple Watch pasa por la medición de la glucosa. Varios informaciones recogidas por CNBC apuntan al desarrollo de nuevos sistemas que permitirán al reloj medir en tiempo real el nivel de glucosa en sangre, un parámetro fundamental para personas con diabetes.

Este nuevo sistema ya estaría siendo probado por Tim Cook, CEO de la compañía estadounidense, quien ha reconocido abiertamente el uso de dispositivos de esta clase —aunque nunca ha llegado a especificar si era un nuevo prototipo de Apple Watch—. El sensor sería completamente invisible al usuario y se integraría con el resto del reloj, de la misma forma que el sensor de ritmo cardíaco que montan los relojes de Apple actualmente.

El sensor de glucosa del Apple Watch sería mucho más avanzado que la mayoría de dispositivos utilizados actualmente

Hasta ahora, los sensores de glucosa se dividen en dos tipos: los que requieren una ligera muestra de sangre y los que recurren a un chip implantado en el interior del cuerpo humano. La propuesta de Apple, en cambio, recurriría a luz de una determinada longitud de onda para determinar la concentración de glucosa en sangre, un sistema menos intrusivo, más efectivo y capaz de monitorizar casi en tiempo real el nivel de glucosa en sangre. Ninguna compañía ha podido lograrlo de forma efectiva hasta ahora.

Apple formó un equipo de ingenieros biomecánicos que ha estado trabajando en el sensor durante los últimos cinco años, según CNBC. En abril contrató a 5 ingenieros más para el desarrollo de este tipo de productos. En el equipo total se encuentran ex-empleados de Masimo Corp, Sano, Medtronic y C8 Medisensor.

Se desconoce cuándo se integrará este trabajo en el Apple Watch, así como la forma en la que lo hará. La opción más viable sería mediante una correa especial, aunque la integración directa en la caja del reloj es también una posibilidad. En cualquier caso, es posible que esta característica llegue junto al siguiente Apple Watch.

Apple tiene un gran interés en la salud, y ya comienza a posicionarse como uno de los principales objetivos de la compañía

Según la Asociación Americana de Diabetes, alrededor de 29,1 millones de personas padecen esta enfermedad en los Estados Unidos. En el mundo se estima la cifra de afectados en 371 millones de personas. Con el lanzamiento de este producto, Apple ofrecería una alternativa sencilla, poco intrusiva y efectiva a todas esas personas afectadas por la enfermedad.

Con este desarrollo, Apple demuestra una vez más el gran interés que tiene en la salud. Durante los últimos años han iniciado diversos programas como Researchkit, al mismo tiempo que ha introducido dispositivos como el Apple Watch e impulsado el desarrollo de aplicaciones que extraigan el máximo potencial tanto del reloj. “Si miras a algunas de las cosas que no generan beneficio pero tienen un interés increíble por parte de nuestros equipos, la salud es uno de ellos”, reconoció Tim Cook en una conferencia durante 2016.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here