El Observatorio Solar Dinámico (SDO), lanzado recientemente por la NASA, ha enviado sus primeras imágenes, confirmando una nueva capacidad sin precedentes de comprender mejor los procesos dinámicos de nuestro Sol. La nave encargada de realizar este nuevo hito de la astronomía fue lanzada el 11 de Febrero de 2010 y es la más avanzada jamás diseñada para estudiar el astro rey. Durante su misión de cinco años, estudiará el campo magnético del Sol y también proporcionará una mejor comprensión del papel que juega en la química atmosférica de la Tierra y el clima. SDO proporcionará imágenes con una claridad 10 veces mejor que la televisión de alta definición y devolverá unos impresionantes 1.5 Terabytes de datos científicos más rápidamente que cualquier otra nave espacial solar de observación.

 

No cabe duda de que la misión espacial está generando unas enormes expectativas en la comunidad científica. ”Estas imágenes iniciales muestran un sol dinámico que nunca había visto en más de 40 años de investigación solar”, aseguró Richard Fisher, director de la División de Heliofísica en la sede de la NASA en Washington. ”SDO cambiará nuestro entendimiento del Sol y de sus procesos, que afectan a nuestras vidas y la sociedad. Esta misión tendrá un impacto enorme en la ciencia, similar a los efectos del Telescopio Espacial Hubble de la astrofísica moderna”, agregó.

 

La nave más avanzada de la historia que se ha diseñado para explorar el Sol tratará de determinar cómo se forma y cómo evolucionado su campo magnético. Investigarán los eventos solares extremos, como el viento turbulento solar, las erupciones solares y las eyecciones de masa coronal. Analizarán como influyen las vastas cantidades de materia eyectada desde su superficie hasta la Tierra, sobre todo desde la perspectiva del clima planetario. Además, los datos enviados por la sonda, servirán para ver como reaccionan los dispositivos eléctricos ante estas perturbadoras influencias.

 

La nave lleva instaladas 3 instrumentos de observación que son lo más puntero que existe en tecnología para investigar las reacciones de nuestra estrella.

 

El primero investigará campos solares magnéticos bajo la superficie opaca. El experimento descifrará la física de la actividad solar, con la toma de fotografías en varias bandas muy estrechas de la luz visible. El segundo es un grupo de 4 telescopios diseñados para fotografiar la superficie y la atmósfera solar. El equipo cubre las 10 bandas de diferentes longitudes de onda o colores, seleccionados para revelar aspectos clave de la actividad solar y permite tomar fotos de una resolución tan elevada que enviará imágenes con un nivel de detalle nunca visto por los científicos. El tercero mide las fluctuaciones de las emisiones de radiación del sol. Estas emisiones tienen un efecto directo y poderoso en la atmósfera superior de la Tierra.

 

Con esta nueva maravilla tecnológica nuestro Sol quedará más desnudo que nunca ante los indiscretos ojos de la ciencia. Sus indecencias a modo de galácticos eructos de materia incandescente podrán ser analizados a fondo y exprimidos los datos para generar nuevo conocimiento sobre su efecto en la Tierra. Fuente: NASA

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here