Si bien ya estamos “evangelizados“ de la importancia de la innovación en nuestras empresas y organizaciones, estamos inmersos actualmente en la etapa de “Cómo implementar innovación?” y “Cómo buscarla?” con el objetivo de hacer más eficientes a nuestras organizaciones.

Fue el economista austro húngaro Joseph Schumpeter quien introdujo con sus investigaciones sobre el ciclo económico, la idea de la importancia de la innovación en los sectores privados y quien de alguna forma hizo popular el concepto de “destrucción creativa”. De esta forma estudiamos en la universidad la creatividad, pero que cuando uno la pone en práctica, la llamamos innovación.

La buena noticia de todo esto es que no es necesario, por ejemplo, desarrollar una patente, crear un dispositivo de IoT ambicioso, desarrollar un nuevo sistema de Secuenciado prenatal de ADN o nuevos algoritmos para análisis de Big Data para ser innovadores en la industria del Software.

La innovación puede aplicarse tanto a un producto, un servicio, un procedimiento, un concepto o bien a un modelo de negocio y propuesta de valor.

 A continuación algunos puntos vinculados a la Innovación y a la Disrupción, a la necesidad de implementarla y a la idea de que las empresas sean concebidas o ‘re concebidas’ como innovadoras y tecnológicas como premisa fundamental para que las mismas no desaparezcan y perduren en el tiempo.

La Disrupción y Cómo Innovar?

Según un relevamiento de la consultora Insitum sobre una muestra de más de 300 ejecutivos de corporaciones, en Latinoamérica el 47% de las empresas registraron tener y reconocer una estrategia de Innovación, mientras que el 40% restante no la tenía y el 13% reconocían tenerla pero no entenderla.

Existen varias razones por las cuales las empresas y startups deben innovar. Algunas de las más importantes son el aumento de la eficiencia, disminuyendo los costos o aumentando la producción, la mejora del nivel de satisfacción a clientes, el desarrollo de nuevos productos y servicios, un abordaje distinto hacia clientes, el aumento del portfolio de la empresa, ser reconocida como innovadora, el aumento del market share o bien la disrupción en la Industria .

LEÉR MÁS  Como a tus amigos, ahora Instagram permite seguir hashtags

La disrupción tiene como idea central la búsqueda de beneficios a un conjunto de personas por dos vías; por un lado la ‘Disruption Low End’ (reduciendo los costos de aquellos bienes o servicios que ya existían en el mercado), o ‘New Market Disruption’ (creando un nuevo mercado que no existía).

Algunos ejemplos en el mundo actual de disrupción son Uber (plataforma para compartir automóviles personales para traslados) , Airbnb (plataforma para compartir espacios de hogares que no se utilizan, rentándolos), 23andMe (diagnóstico genético por 99 U$ ), Netflix, Amazon, Despegar, Acámica, Ideame, KiwiBank, Afluenta, entre otros.

Pero no hace falta irse muy lejos para ver casos de disrupción e innovación. También hay casos en nuestro país; como consecuencia del trabajo en Investigación y Desarrollo que han realizado empresas argentinas hay ejemplos de avances en bioinformática con secuencia genómica como resultado de espacios de innovación interna en empresas, la neurociencia aplicada a desarrollo de software y experiencia de usuario con eyetracking y encefalogramas con Celerative, la mejora en procesos de CRM y ERP, como así también desarrollos para gobierno abierto y realidad virtual. Se suman los casos de emprendedores desarrollando bicicletas eléctricas como E-mov, emprendimientos de biotecnología y muchos más que pueden visualizarse en el mapa desarrollado por colaboradores del DILP, laplataup.com .

LEÉR MÁS  Alibaba presentó una máquina expendedora de autos

“Cómo innovar?“. Ese es el desafío de las empresas. Existen metodologías y procesos y se puede innovar desde un departamento específico de una empresa (Departamento o Gestión de Innovación), desde toda la empresa aunque es más complejo o desde las áreas de marketing que de alguna forma están más enfocadas en buscar cambios. En nuestras empresas tecnológicas y de Software es desde el área de Investigación y Desarrollo o desde los laboratorios de Innovación que se llevan a cabo la mayoría de estos cambios.  

Los métodos más utilizados desde nuestras empresas para innovar están vinculados a la creación de laboratorios de innovación, sea dentro de la estructura de las empresas o por fuera, el fomento de la cultura de la colaboración entre distintas áreas internas, ejecución de workshops o sesiones de Design Thinking y el prototipado rápido con iteraciones cortas cumpliendo con premisas LEAN (Construir, Aprender, Evaluar) para productos, servicios o procesos.

Otra de las formas que las empresas implementamos o buscamos innovación es a través de emprendedores con motivación para solucionar realidades, mediante la organización de Game Jams o Hackathones.

Una empresa es tecnológica e innovadora o desaparece.

En este contexto de necesidad creciente de la innovación para los productos, servicios o modelos de negocios, las empresas -en el concepto más general de la palabra- deben ser concebidas o reformuladas como entidades tecnológicas, adoptando la innovación y la tecnología como requisitos sine qua non para la supervivencia y el progreso. Sin innovación continua, y sin metodologías para crear e implementar, e incluso pivotear nuestros modelos de negocios, nuestras empresas tendrán un futuro incierto.

 Aquellas empresas que se adaptan mejor a las necesidades cambiantes del contexto y que innovan con mayor rapidez, son las que sobresalen del resto.

LEÉR MÁS  Polémica por un tuit de Netflix sobre los hábitos de sus usuarios

Oportunidades y la mirada de las empresas sobre la innovación en la Región

Si bien la innovación es un tema que las empresas reconocen que es importante, hay oportunidades para crecer y aprender a implementarla.

Existen grandes oportunidades si creamos en conjunto la Academia, el Sector Privado y Gobierno la cultura de la innovación en nuestro ecosistema.  Es responsabilidad de estos tres actores del triángulo de Sábato el de brindar herramientas y el contexto para que las empresas y emprendedores puedan y sepan investigar, desarrollar e invertir en nuevas soluciones para contribuir a una nueva matriz tecno productiva en Argentina en búsqueda de la innovación que mejora, como en un circulo virtuoso, el ecosistema y la sociedad.

Hoy en día Israel produce más patentes de innovación que toda América Latina por lo que este fenómeno de la innovación en muchos países se ha dado de abajo hacia arriba, más que de arriba hacia abajo. Se han creado ecosistemas muy fuertes a partir de pequeñas empresas innovadoras que actuaron de semilla, y hoy son zonas de producción muy fuertes económicamente. Y en todos los casos está la educación como apuntalamiento de estos procesos.

 Desde el sector privado reconocemos que la innovación tiene un ‘Efecto Halo’ sobre nuestros clientes y sobre las personas que trabajan en nuestras empresas.  Aquellas organizaciones que sean consideradas por el entorno como innovadoras serán, a fin de cuentas, las que atraerán el talento y perdurarán en el tiempo.

Por Pablo Baldomá Jones

Linkedin: www.linkedin.com/in/pablobaldoma

* Tomado y publicado en la Revista Institucional de la Facultad de Informática de la Universidad Nacional De La Plata:  revistainstitucional.info.unlp.edu.ar

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here