A mediados de 2006, en sus primeros días online, el sitio no tenía publicidad ni aplicaciones para smartphones (el iPhone aun no existía) y las posibilidades de publicación no contemplaban la incorporación de contenidos audiovisuales.

Incluso muchas de las características que Twitter añadió a lo largo de su corta vida fueron iniciativas de los usuarios.

Un ejemplo de esto son los ”Hashtags”, las etiquetas conformadas por palabras claves elegidas por los usuarios que son precedidas por el símbolo ”#”.

También los ”trending topics” o ”temas del momento” están establecidos como los términos más utilizados por los usuarios, según la región o país donde se encuentren, aunque esto no siempre fue así.

LEÉR MÁS  Cuatro apps gratis para ahorrar datos en tu celular

En marzo de 2010, Twitter comenzó a usar el ránking de las 10 tendencias en tiempo real, un recurso que con el tiempo fue adoptado por muchas redes sociales. como Facebook o Instagram.

La maduración de la plataforma también pasó por épocas difíciles, aquellas en las cuales el único idioma era el inglés y las caídas del servicio eran constantes.

Los problemas técnicos, conocidos como ”Fallos de la Ballena”, eran tan regulares que tenían su propia iconografía y leyenda: una imagen de unos pájaros intentando levantar una ballena dibujada bajo el texto ”¡Demasiados tuits! Por favor, espere un momento y vuelva a intentarlo”.

LEÉR MÁS  Las 10 canciones más escuchadas de la semana en Spotify

En cuanto al idioma español, fue incorporado recién en 2008, con un pedido previo de la compañía a los usuarios para que los ayudasen a traducir el sitio de manera desinteresada.

Sin embargo, los cambios de diseño y la amplificación lograda gracias a diversas aplicaciones desarrolladas por terceros, fue lo que le dio a Twitter una profundidad impensada ocho años atrás.

Hoy se pueden visualizar varias imágenes en un mismo tuit, mirar un video embebido de Youtube o, desde ayer, reproducir audios de Souncloud con sólo hacer un clic.

Incluso la red presenta características más complejas, ya dentro del rubro de comercio electrónico, como la posibilidad de transferir dinero de una cuenta a la otra o la de realizar compras desde un tuit.

LEÉR MÁS  Qué se trae entre manos el servicio de streaming de música de YouTube

Sin dudas, Twitter como producto puede ser considerado innovador, como una herramienta para dar voz y visibilidad a millones de usuarios, capaz de romper las barreras de las mediaciones mediáticas tanto para funcionarios como para artistas, y siempre con la misma simpleza que posee el envío de un mensaje de texto.

Twitter ya está en la cultura y, desde este año, en el lenguaje con la incorporación de términos como ”tuit” o ”tuitero” en el diccionario de la Real Academia Española.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here