Hay un mercado muy amplio de bicicletas, y prototipos futuristas que nos dejan con la boca abierta como la bicicleta que come smog haciendo fotosíntesis. Tambien está la de cartón y la que tiene pedales en las manos para quienes no puedan usar sus pies. Sin embargo, ninguna, salvo que tenga motor, te asegura un viaje sin esfuerzo por más livianita que sea.

Ahora puedes parar de sufrir. Dejar de transpirar a lo bestia y cansarte demasiado para conseguir el ritmo y la distancia de tus viajes. La ”Rueda Copenhague” es un invento que acumula la energía que vas gastando, y la guarda para cuando más la necesitas.

Si lo que quieres es transportarte por sobre hacer deporte, es ideal pues hace que las subidas sean planas y ser feliz pedaleando, siendo sustentable y mejorando con tu hábito un mundo que se plaga de vehículos a motor.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here