El principal desafío de Instagram a la hora de incorporar anuncios en la plataforma es no poner en riesgo la fidelidad de sus más de 150 millones de usuarios, que están acostumbrados a ”capturar y compartir los momentos del mundo” sin anuncios publicitarios.

Según explicó la directora de operaciones de Instagram, Emily White, la plataforma que Facebook compró por más de u$s1.000 millones, comenzará a incorporar anuncios en el transcurso del próximo año. A partir de la adquisición, Instagram sumó alrededor de 128 millones de usuarios.

”Queremos hacer dinero en el largo plazo, pero no queremos presiones de corto plazo”, sostuvo la ejecutiva en diálogo con The Wall Street Journal. Sin embargo, White y su equipo deberán encontrar una forma de incluir avisos publicitarios sin disgustar a su gran base de usuarios jóvenes.

Si bien el equipo de White todavía no tiene definido cómo incluirá los avisos, estos podrían incorporarse a la sección Descubre como contenido promocionado. Además, la ejecutiva señaló que varias marcas están interesadas en avisos que redireccionen a los usuarios a sus páginas web.

De acuerdo con algunos analistas, Instagram potencialmente podría ”estar haciendo cientos de millones de dólares”, aunque eso implicaría poner en riesgo la plataforma al contaminarla con un exceso de anuncios.

Asimismo, muchas marcas hoy tienen su perfil en Instagram y, para algunos, no está claro que esas empresas quieran pagar por poner publicidad en el servicio de fotografía, que debería demostrar las ventajas de los anuncios pagos en la plataforma.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here