Se trata de una tierna foto entre una mamá y su hijo con una malformación. La mujer denunció discriminación y la empresa dio marcha atrás

Charlene Beswick es la madre de Harry, un chico de 13 años que nació con el síndrome de Goldenhar, una extraña patología que impidió que medio lado de su cara se desarrollara. Con la idea de ayudar a su hijo, Charlene creó la web Our Altered Life (nuestra vida alterada), un portal que cuenta con miles de seguidores que la apoyan y desean lo mejor para Harry. Pero, lamentablemente, no todo lo que recibe el pequeño son mensajes alentadores.

LEÉR MÁS  Paso a paso: cómo evitar que WhatsApp "devore" los megas de tu plan de datos

Un usuario de Instagram denunció una de las fotografías que la madre del pequeño subió a esta red social. En ella se veía a Charlene besando a su hijo. Lo más extraño del caso es que Instagram hizo caso al usuario y retiró la instantánea. Consideró en su momento que violaba las pautas de su comunidad.

Lo que realmente sucedió es que la fotografía fue eliminada, según narra The Guardian, por incitar al acoso, ya que posiblemente quien efectuó la denuncia malinterpretó lo que estaba viendo.

LEÉR MÁS  Paso a paso: cómo evitar que WhatsApp "devore" los megas de tu plan de datos

Sea como fuere, Charlene decidió denunciar lo que entendía que era una injusticia en un largo post en Facebook. Muchos usuarios se hicieron eco de su denuncia.

“¿Qué ves cuando miras a mi hijo? Veo la sonrisa más hermosa, el corazón maravilloso y el amor más puro. Tristemente algunas personas en Instagram sienten que es demasiado para mirar y han reportado una foto de él (de nuevo). A pesar del hecho de que la foto que Instagram eliminó tenía más de 2.300 me gusta y más de 200 encantadores comentarios de apoyo”, escribió.

LEÉR MÁS  Paso a paso: cómo evitar que WhatsApp "devore" los megas de tu plan de datos

Y siguió: “Si alguien odia mirar a mi hijo entonces tengo 2 cosas para decir a) scroleá y b) sos un idiota. Estoy más que asqueada. Instagram necesita corregir esta discriminación!!”

Finalmente, al ver el revuelo que se había formado, Instagram se puso en contacto con ella lamentando lo ocurrido y volviendo a subir la fotografía. Tras reponer la instantánea, Instagram pidió perdón a la familia.

En su cuenta de Instagram, Our Altered Life muestra imágenes de la vida cotidiana de la familia de Charlene, su esposo y sus cuatro hijos, en la localidad británica de Stoke-on-Trent.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here