Dado que cada vez está creciendo la demanda de fibras ópticas, se transmitirá mayor cantidad de información de una manera más rápida, y precisamente ahí surge el riesgo de que Internet pronto pueda colapsar, informa ‘Daily Mail’.

Aunque las compañías siempre podrán trazar nuevos cables para no sobrecargar solo una fibra óptica, esa medida conlleva grandes gastos complementarios y contribuye al alza de los precios de los servicios de conexión a Internet.

”Si no encontramos algunas ideas radicales para solucionar el problema nos arriesgamos a enfrentarnos al crecimiento dramático de los precios de los servicios de Internet”, opina al respecto el profesor Andrew Ellis de la Universidad de Birmingham (Reino Unido).

Se prevé que el próximo 11 de mayo los principales ingenieros informáticos, físicos y compañías de telecomunicaciones se reúnan en la sede de la Real Sociedad de Londres (Reino Unido) para tratar dicho problema, según el portal de la sociedad científica.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here