Llegó el día. Tras meses de rumores y filtraciones, por fin sabremos cuál es la propuesta que Apple tiene para el iPhone, su producto estrella. La compañía se encuentra en un momento decisivo, siguen moviéndose a gran velocidad gracias al salto que dieron hace unos años, pero el futuro de Apple depende exclusivamente de las decisiones que se tomen en este momento. A mayores de Android y Windows Phone, Tim Cook compite con el pasado reciente de la empresa, y sobre todo, con Steve Jobs.

”Al César lo que es del César”. Si algo tenemos que reconocerle a Apple en los últimos años es su capacidad de innovar. Es cierto que la ”base” de sus productos más exitosos ya existían: smartphones, primeros intentos de tablets, reproductores Mp3, etc. Nadie supo como ellos revitalizar esos dispositivos, ofreciendo una experiencia totalmente nueva en un hardware muy atractivo. Puede que te gusten más otras opciones, lo cual está bien, pero creo que en este tema no hay duda de que la compañía fue decisiva en el crecimiento que ha recibido este sector en los últimos años.

futuro de Apple

No ha pasado tanto tiempo desde el lanzamiento del primer modelo de iPhone, de hecho sólo han pasado 6 años, aunque en tecnología, como podemos comprobar, eso es una eternidad. Con este dispositivo llegó una manera completamente diferente de hacer las cosas y aceleró el proceso de introducción de los smartphones en la sociedad. Hoy en día es más complicado ver a alguien con un teléfono móvil tradicional (o dumbphone) que con un dispositivo con Android o iOS. Si viera a alguien con un Nokia 3210 me quedaría fascinado.

”Todo tiene un principio y un final, nada es eterno y todo cambia”Con esta linealidad de los eventos en mente, llega el momento de pensar en el futuro de Apple. El lanzamiento del primer iPhone supuso una brecha en el mercado y nadie parecía competir con su producto. Esto también ha cambiado con el paso de los años y vemos cómo Android ha ido sofisticándose en muchísimos aspectos, ofreciendo una alternativa para aquellos usuarios que busquen más control sobre su dispositivo pero sin perder una experiencia cuidada. Hoy en día elegir entre una u otra plataforma es cuestión de gustos, optando por la que más se adapte a tus necesidades.

La competencia es dura, pero creo que el mayor competidor de Apple es su pasado. La sombra de Steve Jobs es algo en lo que fijarse, un legado, pero a la vez puede tapar la luz e impedir ver más allá. La compañía se encuentra en un momento decisivo y necesita volver a reforzar su posición en el mercado, potenciando su carácter más innovador. Jobs adoptó el budismo Zen, el cual explica que ”todo tiene un principio y un final, nada es eterno y todo cambia”. Otras empresas muy bien posicionadas y que parecían prácticamente intocables, han visto como su mercado se iba desvaneciendo delante de sus ojos.

¿Se le exige demasiado?

Futuro de Apple

Los usuarios le exigen a Apple que siga innovando a esa velocidadEs el caso de Nokia o Blackberry, dos compañías que cuando Apple lanzó su primer smartphone dominaban cómodamente el mercado. Nadie se imaginaba en ese momento que acabarían en 6 años en el punto en el que se encuentran. Una valiosa lección que todos deben aprender, y lo mismo sucederá, en algún momento con compañías como Samsung o Apple, repitan el mantra: nada es eterno. Esto no significa que tenga una rápida caducidad o que lo que le ocurra a una compañía le sucederá exactamente igual a otras, pero lo cierto es que para remontar las futuras olas que vengan es necesario reforzar el barco lo máximo posible y adelantarse a los acontecimientos.

Steve Jobs presentó un teléfono que estaba ”cinco años adelantado a su tiempo” y eso tiene sus consecuencias positivas y negativas. Apple ha puesto el listón tan alto que le da vértigo a ella misma. En muy pocos años han innovado muchísimo: iPod, iPhone o el iPad son una muestra. Recuerda a la época gloriosa de los Beatles (otro ”Apple” distinto) y los discos en solitario que sacaron posteriormente sus miembros: puede que innoven en algún punto o ser buenos discos, pero volver a ese ritmo anterior parece casi imposible. Los usuarios le exigen a Apple que siga innovando a esa velocidad, esperan que revolucionen el mercado cada año, lo cual no tiene sentido. Faltan pocas horas para descubrir cuál es la apuesta de la compañía y conocer si aún queda espacio para seguir sorprendiéndonos, tal y como hacían hace muy poco tiempo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here