La red social de Zuckerberg tiene problemas para mantener la atención del sector más joven de la población, pero tampoco es un problema del que asustarse.

Facebook es un ejemplo de compañía exitosa como pocos. Año tras año, la demostración de músculo ha sido constante, haciendo ver al mundo el enorme impacto que puede tener una red social sobre la población. Sus últimos resultados fiscales dan fe de que la atracción que genera sigue marchando con paso firme 13 años después del lanzamiento de la plataforma.

Sin embargo, hay grupos de población sobre los que Facebook parece funcionar mejor que en otros. Es el caso de los sectores más jóvenes de la población, concretamente aquellos comprendidos entre los 12 y los 24 años, cuyo crecimiento ha ido decreciendo en los últimos tiempo. Así lo refleja un estudio de eMarketer, en el que se pone de manifiesto un receso en el crecimiento del uso y registro de nuevos usuarios en esta franja de edad.

LEÉR MÁS  Los youtubers en guerra con Google

¿Qué pasa con estos jóvenes? ¿Hacia dónde dirigen su atención? Parece poco probable que haya decrecido el interés por las redes sociales en plena era digital, por lo que si estos no están en Facebook es porque se encuentran en otra plataforma.

Lo efímero, engancha

La respuesta a que los jóvenes tengan su atención alejada de Facebook se encuentra en Instagram y Snapchat, las redes dinámicas por excelencia y que cuentan con un elemento vital para que esto sea así: son extremadamente visuales. El contenido en estas plataformas es imagen y vídeo en exclusiva, lo que lo hace más llamativo para unas generaciones que si algo buscan es la interacción liviana, rápida y espontánea.

LEÉR MÁS  Cómo serán las nuevas “ciudades” de Google y Amazon

No son malas noticias si los jóvenes prefieren Instagram en lugar de Facebook
De ahí vino el movimiento de Instagram implementando las historias, cuyo éxito ha quedado más que probado tras apenas unos meses de vida. Aunque Snapchat parece encontrarse ahora en un limbo de cara al mercado global, sigue acaparando una parte razonable de la atención en países como Estados Unidos o Reino Unido, donde muchos la prefieren por encima de Instagram.

Estas “malas noticias” para Facebook en realidad no lo son tanto mientras uno de los destinos elegidos por los jóvenes que no se sienten atraídos por la red social por excelencia sea Instagram, también propiedad de esta primera. Parece poco probable que Facebook deje de crecer de manera general, por lo que una diversificación hacia Instagram imaginamos que tampoco será mal recibida ahora que los anuncios comienzan a dejarse ver de manera más frecuente en la aplicación.

LEÉR MÁS  Inteligentes y gratuitas: 5 apps muy útiles para el celular

Los rivales a batir para conseguir una mayor hegemonía siguen siendo Evan Spiegel y Snapchat, una tarea que están llevando a cabo con despiadada parsimonia y que en Snap, la compañía detrás de la app, no consiguen parar. Sigue sumando usuarios, pero el ritmo en el que lo hace no es suficiente para ellos y, lo que es más importante, tampoco lo es para sus inversores.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here