Este vehículo ha sido bautizado como T-1, y teniendo en cuenta su eficiencia, resulta sorprendente que haya sido desarrollado por estudiantes de ingenieria que todavía no han terminado la universidad. Sus características no dejan de sorprendernos, y es que con solo 4 horas de carga, es capaz de recorrer 500 kilómetros sin parar. Además, el T-1 tiene un peso de 500kg y alcanza una velocidad de 130 km/h. Para llegar hasta el punto actual, los responsables de su desarrollo han estado trabajando durante 18 meses, y el coste final del vehículo ha sido de 202.000 dólares (algo menos de 160.000 euros). De ahora en adelante, esperan aplicar lo aprendido en el largo viaje para aplicar una serie de mejoras al vehículo.

LEÉR MÁS  ¿Querés un iPhone X? Estas tres marcas tienen modelos calcados pero mucho más baratos

Sin duda, los cifras logradas por este nuevo vehículo ponen de manifiesto la necesidad de evolucionar hacia vehículos más eficientes y responsables con el medio ambiente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here