Estudian si la realidad virtual puede ayudar a manejar el dolor físico

Se podría utilizar para mejorar la capacitación de médicos.

La tecnología avanza y, poco a poco, va mejorando nuestra vida. Aquello que, años atrás, solo era posible en una novela de ciencia ficción, ahora forma parte de nuestro día a día. Los dispositivos electrónicos se cuelan en casas, coches, colegios y hospitales. Un ejemplo es la realidad virtual, que ofrece la posibilidad de crear mundos alternativos e inmersivos con el objetivo de que jugar sea mucho más emocionante.

Sin embargo, según la BBC, hace más de una década, investigadores de la Universidad de Washington y Seattle se dieron cuenta de que esta tecnología podría servir para reducir el dolor físico.

Uno de los primeros pacientes en probar la realidad virtual fue el teniente Sam Brown, que sufrió graves quemaduras durante su servicio en Afganistán. Según Brown, ponerse el casco y ver un paisaje de dibujos animados e invernal, donde podía arrojar bolas de nieve a los pingüinos, ayudó a distraerlo del dolor insoportable de los cambios diarios de apósito.

Esta tecnología permite controlar todos los estímulos visuales en un entorno tridimensional y ayuda a los pacientes a imaginar que están en otro lugar. Además, la interactividad básica absorbe su atención y lleva a cabo acciones que en el mundo real no podrían realizar.

Por ese motivo, las empresas tecnológicas están explorando aplicaciones más amplias para la realidad virtual: confrontar las fobias, la terapia física y cognitiva, y repetir los escenarios de combate para ayudar a los militares a manejar el trastorno de estrés postraumático. Sin embargo, la realidad virtual no es exclusivamente para los pacientes.
En hospitales y universidades también se usa para mejorar la capacitación de los médicos, permitiéndoles virtualmente “recorrer” procedimientos quirúrgicoscomplicados, como, por ejemplo, separar a los gemelos unidos.

Según Miki Levy, cofundador de la empresa israelí VRHealth, una empresa que tiene cinco aplicaciones de VR y otros productos en desarrollo, esta tecnología podría ahorrar dinero a los servicios de salud ayudando a una recuperación más rápida. La realidad virtual podría mantener a los pacientes ancianos más móviles y ayudaría a reducir la dependencia de los opioides.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here