El mailing masivo es un popular recurso que utilizan las empresas para dar a conocer sus productos, mantener al día de sus novedades a los clientes y dirigir mejor una marca al público, además de aumentar el tráfico web. Una de las cualidades principales es que sus beneficios son casi ilimitados en cuestión de distribución de flayers o catálogos digitales, sin mencionar que el costo es mínimo en comparación de otras estrategias de marketing.

El envío de correos como método de propaganda de marketing puede desarrollar una conexión entre los usuarios y las marcas, las grandes empresas agregan una estrategia de optimización de motores de búsqueda (SEO), para lograr que mejore su clasificación en los buscadores.

Según un estudio realizado por la Asociación Mexicana de Internet (AMIPCI) el 44 por ciento de los internautas han comprado algún producto tras ver publicidad online o recibir alguna promoción por medio de correo.

En un mundo en el que la tecnología nos está consumiendo no utilizar el internet es una muy mala decisión pues el marketing digital tiene una gran cantidad de recursos que hoy en día son fundamentales en el crecimiento para los negocios.

Para iniciar con el plan de envío de emails masivos debes contar con los datos completos de tus usuarios, aunque este punto sea muy básico muchas personas empiezan a llevarlo a cabo sin tener una base de datos bien establecida; esto puede hacer que tardemos más tiempo en obtener una respuesta o que de plano se ignore el envió.

LEÉR MÁS  Antes de viajar: este mapa marca los países más peligrosos del mundo

El tiempo es uno de los factores para que tu campaña no funcione, debes poner mucha atención para no causar algún disturbio en la rutina de tu audiencia, recuerda que son muy sensibles y al recibir un correo en la madrugada puede resultarles desconsiderado de tu parte.

Para evitar malo momentos te dejamos 7 tips para evitar los filtros antispam en tus envíos de correo masivo

Segmenta y personaliza

No todos tus clientes les interesan los mismos productos. ¡Segméntalos por grupos según sus gustos! Verás que tus resultados analíticos de mailing mejorarán mucho.

Segmentar te permitirá personalizar tus correos masivos, además de que si incluyes el nombre del destinatario en tus correos (tranquilidad, gracias a aplicaciones especializadas de e-mail marketing te llevará menos de un minuto) te facilitará llegar a la bandeja de entrada.

No compres bases de contactos

El mayor error a la hora de gestionar tu base de contactos es decidir comprar una. Además de ser una práctica ilegal, las probabilidades de ir a spam por este hecho son muy altas.

Por si no fuera poco, es inútil que compres una base de contactos ya que no son tu target; no han aceptado tu envío, por lo que son contactos que no están interesados en lo que tu ofreces, por lo que enviarle tu newsletter a ellos supondría una pérdida de tiempo y de dinero.

LEÉR MÁS  ¿En qué teléfonos no funcionará más WhatsApp desde enero?

Por ello, recomiendo personalmente el tener tu base de contactos propia, es decir, contactos que han aceptado con el doble opt-in, es decir, con la confirmación vía correo electrónico de que quieren recibir tus campañas de mailing.

Utiliza una app especializada en e-mail marketing

El hecho de utilizar una aplicación especializada en e-mail marketing te ayudará muchísimo ya que cuentan con unos servidores mucho más potentes que garantizarán la llegada de tus envíos.

Además, la reputación de sus servidores es infinitamente mejor que la de cualquier usuario, por lo que es muy recomendable utilizarlos.

Evita caer en el asunto del correo

Caer en la primera línea es de débiles. Utiliza estos dos consejos para el asunto de tu correo y tendrás un problema menos.

  1. Mayúsculas-Minúsculas: no escribas palabras en mayúscula ni trates de intercalarlas con minúsculas para tratar de llamar la atención, porque los robots de spam saltarán. Sólo debes poner mayúscula cuando empieces una frase.
  2. Cuidado con las spamwords: hay palabras muy mal conceptuadas por los robots de spam ya que suelen usadas habitualmente por los spammers. Algunos ejemplos son: dinero, seguro, efectivo, sexo, gratis o barato.

Incluye texto en tus newsletters

LEÉR MÁS  MotoMod: el accesorio vintage que convierte tu celular en una Polaroid

Parece una tontería, pero hay muchos correos que acaban yendo a spam por ésto. Es necesario que haya algo de texto en tu newsletter también; a pesar de que las imágenes son muy recomendables a la hora de hacer mailing, hemos de encontrar el equilibrio entre imágenes y texto.

Es recomendable un reparto del contenido de 60%-40%, siendo el 60% texto y el 40% las imágenes.

Haz los envíos cumpliendo un orden

Los robots saben todo de ti; saben con cuánta frecuencia envías, si has tenido sanciones previas, etc. Por ello es tan importante tener una planificación estratégica de los envíos que realizarás y cada cuánto tiempo.

Lo recomendable es que sigas un orden: si decides enviar una newsletter semanal, limítate a enviar únicamente una a la semana.

Parece obvio, pero ha habido muchos casos de empresas que han estado 4 meses sin realizar envíos, y luego en dos semanas acumulan 3 campañas de mailing. Los robots lo detectan y, al parecerles extraño, lo mandan directamente a la bandeja de correo no deseado.

Evita gifs de 1x1píxel

El último consejo que te voy a dar es que siempre que puedas prescindas de las imágenes animadas de ese tamaño específico. ¿El motivo? Porque son frecuentemente utilizados por los spammers y los pequeños robots los asocian ya directamente a ellos, a mensaje spam.

Si cumples con estos 7 consejos, te garantizo que dejarás de pensar en el spam

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here