Desde hace siete años una serie de personalidades de los países de la ALBA (Alianza Bolivariana para los Pueblos de América Latina), en especial, de Argentina, Brasil, Venezuela y Ecuador, son víctimas de una campaña de ‘software’ malicioso.

Citizen Lab denominó ‘Packrat’ a esta operación -que tendría el patrocinio de un actor o actores estatales, pese a su aparente falta de interés por la cuestión-, que utiliza las páginas de Internet y las cuentas de las redes sociales para enviar este tipo de ‘software’, robar identidades y distribuir información falsa.

Los principales objetivos de estos ‘hackers’ fueron políticos opositores y medios de comunicación independientes. Por ejemplo, en Argentina, al periodista Jorge Lanata le enviaron un virus idéntico al que recibió el fallecido fiscal Alberto Nisman un mes antes de su muerte.

En tanto, en Ecuador, los principales blancos fueron periodistas, activistas medioambientales y hasta un caricaturista. Además, publicó ‘El Universo’, diseñaron una página de Internet con el objetivo de conseguir nombres de usuario y contraseñas de legisladores con el fin de ingresar a sus cuentas.

Para operar, los piratas informáticos utilizaron paquetes comerciales de troyanos con accesos remotos que afectaron computadoras y teléfonos inteligentes, muy bien ocultos, por lo que no pudieron ser detectados por programas antivirus.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here