El bitcoin tocó un máximo de u$s1.073 en la bolsa Mt. Gox de Tokio, el operador más conocido de un mercado digital de este tipo de monedas, un monto que se compara con los casi u$s900 del día anterior.

A inicios de mes, el bitcoin, una importante divisa digital que no es respaldada por un gobierno o un banco central, se cotizaba a unos u$s215. La moneda fue creada por un experto (o grupo de expertos) anónimo en computación conocido sólo por su seudónimo Satoshi Nakamoto.

El bitcoin cotiza las 24 horas del día, todos los días. El suministro de la divisa, que se extrae al resolver problemas matemáticos, es limitado y recientemente estaba en 12 millones de bitcoins, que tendrían un valor de u$s12.900 millones considerando los precios recientes.

La moneda digital no está apoyada por activos físicos y no es dirigida por una persona o grupo. Su valor depende de la confianza de la gente en la divisa. Ha ganado aceptación en el público general y la comunidad inversionista pero todavía no es aceptada como medio de pago en sitios web de grandes vendedores minoristas como Amazon.com.

El creciente interés por la moneda virtual ha llevado a que se instalara un cajero automático de bitcoin en un café en Vancouver, Canadá, en octubre pasado, el primero en el mundo.

Este mes, el Senado de los EEUU realizó una audiencia sobre monedas virtuales, con algunos funcionarios de gobierno expresando preocupaciones sobre su utilización en actividades ilegales y que existe una falta de supervisión regulatoria.

Pero abogados del bitcoin señalaron que la audiencia en el Senado le dio mayor legitimidad a la moneda, lo que en parte impulsó las ganancias. La creciente popularidad de la divisa en China también ayudó a elevar su valor.

”No es sólo la comunidad bitcoin diciendo que el bitcoin se utiliza para cosas buenas y hay un gran potencial. Tenemos miembros del Congreso y agencias de Gobierno que concuerdan”, dijo Jinyoung Lee Englund, portavoz de Bitcoin Foundation en Washington.

Varios usuarios valoran los bitcoin por su anonimato. Pero otros apuntaron a la volatilidad de los precios de la moneda.

”Una clase de activo escaso y con mucha liquidez es el ambiente perfecto para una escalada rápida en el valor y posteriores correcciones”, dijo Sebastien Galy, estratega de divisas de Société Générale en Nueva York.

Infobae

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here