El director general de Uber, Travis Kalanick, anunció hoy que se toma un periodo de excedencia, según un correo interno enviado a sus empleados recogido por The New York Times

En el correo, Kalanick explica que se ausentará de sus funciones durante un tiempo no especificado para centrarse en sí mismo y reflexionar sobre cómo construir un equipo líder “de categoría”.

“La responsabilidad última respecto a dónde hemos llegado y cómo hemos llegado aquí recae sobre mis hombros”, dijo Kalanick, quien aseguró que hay “mucho de lo que enorgullecerse pero mucho que mejorar”.

La baja del máximo responsable de Uber llega tras una investigación interna de la cultura corporativa de la compañía realizada por la firma del exfiscal Eric Holder y motivada por denuncias de acoso sexual y discriminación.

Este martes se hicieron públicas las recomendaciones respecto a sus prácticas y entorno de trabajo que la compañía de transporte adoptará como resultado de la investigación y que abarcan los ámbitos de las altas instancias directivas, la confianza, la transformación y la rendición de cuentas.

Entre los “cambios del liderazgo” de Uber propuestos se incluye específicamente la “revisión y reubicación de las responsabilidades de Travis Kalanick” y la búsqueda de un director de operaciones que trabaje junto al nuevo director general con énfasis en la cultura corporativa.

Además, se sugiere que el candidato a director de operaciones tenga experiencia en “diversidad e inclusión”, entre otras características, para que refuerce la aplicación del resto de recomendaciones orientadas a “tonificar” los puestos directivos de Uber.

El número dos de Uber y asesor cercano de Kalanick, Emil Michael, dejó el lunes su puesto de vicepresidente de negocio sénior tras la reunión celebrada este domingo por el consejo directivo para analizar la investigación dirigida por Holder.

El exfiscal fue contratado a principios de año después de que una ingeniera de software alegara que la dirección de Uber había ignorado sus quejas y las de otras compañeras sobre situaciones de acoso y sexismo por parte de sus superiores.

La semana pasada, la compañía despidió a 20 empleados como consecuencia de una segunda investigación sobre casos individuales de malas conductas relacionadas con el acoso sexual y psicológico y la discriminación.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here