EE.UU. y Japón le pusieron fecha al primer duelo de robots gigantes

Anunciada en 2015, la pelea se llevará a cabo en agosto en California y tendrá como protagonistas estelares a MegaBot y Kuratas, dos contendientes de cuatro metros de alto y tripulantes a bordo, más conocidos como “mechas”

En 2015 un grupo de ingenieros estadounidenses creó el MegaBot, una enorme estructura de más de cuatro metros de alto con dos pilotos humanos en su interior que controlan el traje robótico inspirado en los mecha, como se conocen a los desarrollos presentes en la ficción del manga y animé japonés. Una vez que tuvieron el modelo listo, el Megabot retó a duelo a los creadores de Kuratas, otro enorme esqueleto robótico japonés.

Se esperaba que ambos robots concretaran el desafío en algún momento de 2016, pero el encuentro se postergó mientras definían las reglas del encuentro. Los estadounidenses proponían una pelea de robots con balas de pintura, mientras que el equipo japonés preferían el choque entre ambos mecha.

Cuando parecía que todo quedaba en una expresión de deseo, los responsables del MegaBot volvieron a reflotar el encuentro al confirmar el choque para agosto de este año con un rimbombante video publicado en YouTube. Todavía no se confirmó la sede del choque para evitar más demoras, pero se especula que se llevará a cabo en alguna localidad del estado de California.

La confirmación del equipo estadounidense MegaBots (en inglés)

Así es Kuratas, el robot japonés

Más allá de las peleas

Los exoesqueletos robóticos han logrado llamar la atención en los últimos años como una herramienta útil para asistir a adultos mayores o para ayudar a los operarios en las fábricas. Sin embargo, los modelos de grandes dimensiones suelen ser una rareza por la poca practicidad o por las limitaciones técnicas que suelen presentar estos proyectos.

Eso no impidió que la firma surcoreana Hankook Mirae Technology creara el Method-2, un exoesqueleto enorme inspirado en los trajes de la película Avatar. El modelo aún se mueve en entornos controlados, pero las demostraciones pudieron mostrar sus capacidades para reemplazar a maquinarias pesadas en la construcción.

Más allá de las peleas

Los exoesqueletos robóticos han logrado llamar la atención en los últimos años como una herramienta útil para asistir a adultos mayores o para ayudar a los operarios en las fábricas. Sin embargo, los modelos de grandes dimensiones suelen ser una rareza por la poca practicidad o por las limitaciones técnicas que suelen presentar estos proyectos.

Eso no impidió que la firma surcoreana Hankook Mirae Technology creara el Method-2, un exoesqueleto enorme inspirado en los trajes de la película Avatar. El modelo aún se mueve en entornos controlados, pero las demostraciones pudieron mostrar sus capacidades para reemplazar a maquinarias pesadas en la construcción.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here