Según dicha cámara de apelaciones, en el ilícito, se reconoce como tal que el culpable es quien sube los archivos al portal de intercambio de contenidos y que también tiene su culpa quien descarga los archivos, pero Taringa es culpada puesto que sin dicho intermediario, este acto ilegal de la descarga de archivos protegidos por derechos de autor no sería posible.

Con dicha acción condenatoria, los dueños de Taringa han sido multados a pagar aproximadamente 50 mil dólares por el concepto de violación a la propiedad industrial. Aún así, los abogados defensores de los dos dueños de Taringa, indican que en la actualidad el servicio informático Argentino que ofrece la verificación de propiedad no se puede consultar a través de un servicio externo agregando que, en promedio, los usuarios de Taringa suben alrededor de 20 mil publicaciones diariamente siendo no todas una violación de propiedad, por lo que su verificación es compleja.

Por su parte, el fallo termina explicando claramente la participación de los dueños de Taringa en la violación a la propiedad indicando:

Adviértase que si bien los autores del hecho finalmente serían aquellos que subieron la obra al website y los que ‘la bajan’, lo cierto es que el encuentro de ambos obedece a la utilización de la página, siendo sus responsables al menos partícipes necesarios de la maniobra y además claros conocedores de su ilicitud.

De acuerdo al mismo fallo, los 200 mil pesos argentinos que los dueños de Taringa deberán pagar se trata sólo de un valor en dinero que pagará “la pesquisa y la eventual indemnización civil que pudiera surgir”, no siendo éste valor entregado a los dueños de la propiedad de marca que se han visto afectados por el compartir los contenidos en Taringa.

Tienes un detalle al completo del fallo con todas sus cláusulas en el sitio web “El Derecho Informático” que presumiblemente se encuentra caído debido a la gran cantidad de visitas que ha ido a revisar el detalle. Sin embargo, puedes acceder a la copia que Google tiene de la web siguiendo este enlace.

fuente: LaVoz.com.ar

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here