La creación del prototipo estuvo a cargo del alumno becario Juan Petroff en el Laboratorio de Tecnología Biomédica, Facultad Regional Avellaneda de la Universidad Tecnológica Nacional, quien trabajó junto con un equipo de investigadores de la institución.

A diferencia del bastón tradicional que emplean los no videntes, que solo detecta obstáculos a nivel del suelo y bajos, el flamante dispositivo cubre las zonas altas, principalmente cabeza y cuello.

El dispositivo utiliza la tecnología conocida como Háptica; a través de vibraciones estimula el tacto, alertando sobre la presencia de objetos cercanos.

Fuente: Argentina.ar

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here