Si bien se había dicho que la cuenta sería cerrada, en su lugar el Vaticano optó por eliminar todos los mensajes enviados por el Papa y cambiar el nombre de ”Benedicto XVI” a ”Sede Vacante”, además de retirar su foto.

Los mensajes de Benedicto XVI fueron traspasados a una página especial del Vaticano si alguien los quiere consultar, pero todos los retweets y favoritos que hizo la gente desaparecieron con la medida de borrar todo. @Pontifex sólo envió 37 mensajes (aunque en nueve idiomas diferentes). El destino de la cuenta dependerá ahora de quien asuma como nuevo Papa, que podrá optar por mantenerla, no tuitear, o quizás crear otra.

El último mensaje enviado por Benedicto XVI fue el siguiente:

{jathumbnail off}

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here