La empresa planea invertir en los mercados de computadoras personales y tabletas, expandir la cobertura de ventas e incrementar su red de distribución, dijo en una videoconferencia el fundador y presidente ejecutivo de la firma, Michael Dell, tras la votación de los accionistas.

Los equipos para usuarios finales, como computadoras y tabletas, seguirán siendo un área importante para la empresa pese al brusco declive del mercado para computadoras, agregó el ejecutivo, que no ahondó en el asunto ni aceptó preguntas.

Se requiere una ”inversión gradual significativa” para cambiar el rumbo de la compañía y tener dos inversores privados contribuirá a la reestructuración, agregó Dell.

Los accionistas emitieron sus votos el jueves por la mañana en una reunión especial realizada en Austin, Texas. Según datos preliminares, la propuesta de compra fue aprobada y se espera que el acuerdo esté cerrado a fines del tercer trimestre fiscal de Dell.

El ritmo de la transformación interna debería acelerarse y la aprobación tranquilizaría a los clientes, que se han preocupado por la dirección que adoptaría la firma en una batalla de carácter público que enfrentaba a grandes actores de Wall Street como Icahn, Southeastern Asset Management y T. Rowe Price contra el presidente ejecutivo.

LEÉR MÁS  Polémica por un tuit de Netflix sobre los hábitos de sus usuarios

”Todavía tenemos un largo camino por recorrer y muchos desafíos para afrontar”, dijo Michael Dell.

”Pero con la estructura de una compañía que no cotiza en bolsa, tendremos la flexibilidad de acelerar nuestra estrategia y buscar inversiones tanto orgánicas como inorgánicas sin escrutinio, objetivos trimestrales y otras limitaciones que implica operar en bolsa”, añadió.

Dell, quien fundó a la compañía en su habitación universitaria en 1984, y su socio Silver Lake lucharon durante meses para convencer a los escépticos inversores de que su oferta era la mejor opción. Esta semana logró imponerse luego de que el inversor activista Carl Icahn, abandonó el conflicto porque dijo que era ”imposible de ganar”.

LEÉR MÁS  Como a tus amigos, ahora Instagram permite seguir hashtags

Michael Dell ha argumentado que renovar su compañía y convertirla en un proveedor de servicios informáticos empresariales al modo de IBM es una tarea compleja que puede llevarse a cabo mejor fuera del foco de los mercados públicos.

”Una vez que el acuerdo se haya consumado, pueden seguir adelante y cerrar algunos de los grandes acuerdos de infraestructura en los que han estado trabajando”, dijo Shannon Cross, analista en Cross Research.

Desafíos
Dell reportó una caída del 72% en sus ganancias trimestrales el mes pasado, reflejando recortes de precios que buscaron apaciguar los nervios de los clientes e impulsar una incursión en el mercado empresarial.

Queda por ver si Dell puede componer sus carteras de almacenamiento, redes y software para competir con HP y otros. Algunos analistas creen que podría ser demasiado tarde, ya que una gran parte del mercado corporativo ha sido acaparado por IBM y HP.

LEÉR MÁS  Twitter agregó un botón para crear “hilos” de conversación

Sin embargo, como el mercado de computadoras se contraería de nuevo en el 2013, los inversores dicen que la empresa no tiene muchas opciones.

En los últimos años, Dell se convirtió en una de las principales víctimas del complejo momento que vive el mercado de las computadoras personales causada por la masificación de dispositivos móviles como el iPad de Apple.

El destino de la empresa sigue fuertemente unido al de las computadoras personales, a pesar de los u$s13.000 millones que invirtió en adquisiciones desde el 2008 para expandirse hacia otros sectores. Las ventas de computadoras personales, que se han hundido en los últimos tres años, aún componen la mitad de sus ventas.

El actual acuerdo ante los accionistas incluye un dividendo especial de u$s0,13 además del incremento de 10 centavos en el precio de venta a u$s13,75 por acción.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here