Ya sea por falta de recursos económicos, o porque el gobierno tiene estrictas cláusulas para acceder con diversas censuras y mucho control, estos son los países con más problemas para acceder a internet

Aunque parece que la tecnología iguala, lo cierto es que no todos tenemos las mismas realidades digitales, no dentro del país, y mucho menos en el mundo. Mientras que para algunos el acceso a Internet se trata de un servicio básico, en otros territorios, es prácticamente imposible contar con conexión.

China
Uno de los países más grandes de todo el mundo, irónicamente, se caracteriza por tener fuertes leyes que censuran la conexión a Internet. En China, desde el año 1996, se llevan a cabo distintas leyes administrativas por el Gobierno con el fin de filtrar todo el contenido que se publica, ya sea a través de IPs bloqueadas o palabras claves censuradas.

Además, se estima que el país asiático cuenta con brigadas de Internet conformadas por más de 30 mil miembros que buscan controlar el contenido mediante la aplicación de las leyes. Desde que China permitió el uso comercial de Internet en el año 1995, el gobierno ha promulgado por lo menos 60 regulaciones para que ninguna unidad o individuo pueda utilizar Internet para crear, reproducir, recuperar o transmitir movimientos políticos de protesta en los que se incite la división del país, el odio o la discriminación entre las nacionalidades.

Irán
Irán tiene fuertes sanciones a cualquier actividad ciudadana que no vaya de la mano con la interpretación del Corán (libro sagrado del islam que contiene la palabra de Dios revelada a Mahoma).

Si bien existe conexión a Internet desde los hogares, es con muchísima censura: de hecho, se estima que las autoridades iraníes bloquean el acceso a más de cinco millones de páginas web, entre ellas las redes sociales más populares como Facebook, Twitter, o YouTube, sitios de pornografía, entidades bancarias, medios de información que sean considerados como “hostiles”, y, por supuesto, páginas de organizaciones defensoras de derechos humanos y grupos opositores al régimen.

Cuba
De acuerdo con Wikipedia, la primera conexión a Internet en Cuba se realizó en septiembre de 1996 a 64 kbit/s. El acceso demoró debido a los obstáculos impuestos por el Gobierno de Estados Unidos. Fue hasta 2012 que la conexión era posible vía satélite.

El ancho de banda total entre Cuba y el resto del planeta era de solo 209 Mbit/s de bajada. En la actualidad, ya hay zonas con WiFi pública y a mediados de 2016 se alcanzaron al menos 3 plazas de las 15 principales ciudades cubanas, mientras que se prevé que hasta el año 2020 el 50 por ciento de los hogares cubanos tenga acceso de banda ancha. Por el momento, sólo un bajo porcentaje cuenta con Internet, ya que el servicio es sumamente costoso y sufre de un alto nivel de censura.

Eritrea es un país situado al noreste de África y, de acuerdo con Bloomberg, el territorio con apenas 6 millones de habitantes, tiene un triste récord a nivel mundial y es que el acceso a las comunicaciones es prácticamente inexistente y la gran mayoría de los ciudadanos jamás ha tenido acceso a Internet. La Corporación de Servicios de Telecomunicaciones de Eritrea, más conocida como EriTel, es el único operador en la infraestructura de comunicación de telefonía fija y móvil. La información es totalmente censurada y sólo el 1 por ciento de los ciudadanos accede a una línea y sólo el 5.6 posee un dispositivo móvil, lo que implica que dicho país se posicione con las cifras más bajas a nivel mundial… al menos hasta el año 2016.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here