María Laura Marcos y Yamila Cutraro, del Instituto de Investigaciones Biotecnológicas de UNSAM-CONICET, desarrollaron un insecticida biológico a base de hongos síntoma-patógenos con el objetivo de reemplazar a los insecticidas químicos que se rocían sobre plantaciones o animales de cría; el insecticida creado por de Marcos y Cutraro es inocuo para animales o personas.

El equipo recibió el subsidio del Programa de Acceso al Crédito y la Competencia (PACC) del Ministerio de Industria de la Nación. Estos fondos permitirán la compra de maquinaria, la cual será utilizada para mejorar la cepa de hongo y producirlo en un futuro en cantidades industriales.

LEÉR MÁS  Twitter agregó un botón para crear “hilos” de conversación

Fuente: Argentina.ar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here