El pasado 8 de abril Microsoft terminó de entregar soporte técnico al veterano sistema operativo de 13 años de edad Windows XP. El problema es que alrededor del 70% de los computadores de China, incluyendo en sectores críticos como telecomunicaciones, aún funcionan con Windows XP.

Ante esta situación, las autoridades chinas anunciaron ayer que el país se enfocará en desarrollar un nuevo sistema operativo basado en Linux que sea capaz de reemplazar a Windows XP.

El ingeniero en jefe del Ministerio de Industrias y Tecnologías de la Información, Zhang Feng, afirmó que ”el ministerio potenciará el soporte para el desarrollo de un sistema operativo así”, pues aseguró que ”el fin (de Windows XP) acarrea un riesgo directo a las redes básicas de telecomunicaciones de China y es una amenaza para su seguridad”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here