Un hallazgo ‘iluminó’ el trabajo de un grupo de investigadores alemanes para dar con una tecnología que podría suponer un remplazo barato y más eficiente que la tecnología Wi-Fi.

Se trata de LiFi, apócope de ‘Light Fidelity’, un nuevo sistema basado en impulsos luminosos que emulan el tradicional lenguaje binario de los unos y ceros, gracias a bombillas leds que se encienden y apagan millones de veces por segundo, y que ha recibido el nombre de ‘Comunicación Luz Visible’.

La proyección de los responsables del proyecto, es que el LiFi ocupe el lugar que hoy ostenta el Wi-Fi, pero todavía se encuentra en fase experimental en la Universidad de Edimburgo.

De acuerdo con el portal eleconomista.es ”Los pioneros de la transmisión de datos a través de la iluminación aseguran que a través del parpadeo de los leds se pueden crear redes inalámbricas de acceso a Internet con velocidades de transmisión de datos próximas a los 500 megabits por segundo (Mbps).Esas prestaciones vienen a multiplicar por cinco los tránsitos que actualmente ofrecen las líneas de fibra óptica”.

El sistema funciona con un router luminoso, que emite la señal binaria, y que se adhiere a cualquier bombilla eléctrica convencional. Dispositivos como tabletas, móviles o electrodomésticos reciben los impulsos, los cuales no son perceptibles al ojo humano ni causan daños de ninguna índole.

”Se le podría dar otros usos, como utilizarla en exteriores con los bombillos de las luces que están en la calle, pero tendría la limitación del sol, que interferiría en esa comunicación que se requiere entre el emisor y el receptor”, explicó Mauricio González, consultor y analista en tecnología.

”No le veo como un reemplazo, podría llegar a ser una tecnología paralela que tendríamos los usuarios a disposición, pero no la considero una evolución”, agregó.

El gran impacto de este hallazgo del grupo liderado por el físico Harald Haas, del Instituto Heinrich Hertz de Berlín, es que esta nueva tecnología es más barata y segura, por cuanto no atraviesa las paredes evitando que se pueda ‘piratear’ la conexión.

Los participantes en el proyecto sostienen que a través del parpadeo de las bombillas leds es posible ‘tejer’ redes inalámbricas para acceder a internet con velocidades de transmisión de datos que alcanzan los 500 megabits por segundo, lo cual significaría una velocidad de 5 veces más que lo que ofrece la fibra óptica.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here