Por mucho que parezca que los antivirus (y sobre todo los de pago) están en caída libre, lo cierto es que todavía es una industria que mueve miles de millones al año y en la que el movimiento de usuarios de una compañía a otra es determinante para mantener los números en regla. Lógicamente, esto hace que la industria no tenga apenas crecimiento orgánico, lo que deja a las compañías con solo una alternativa: crecer a base de operaciones corporativas basadas en la compra de la competencia.

LEÉR MÁS  ¿Qué suben tus vecinos a YouTube? Aprendé a encontrar vídeos según su ubicación

De esta forma, Avast, el gigante de la industra, se ha hecho con otro de los grandes actores del mercado, comprando la popular AVG por 1300 millones de dólares. La operación, que se ha realizado totalmente en efectivo -sin que hayan intervenido otras opciones-, y ha disparado valor a 10,5 veces el EBITDA de AVG de 2015, a un precio de 25 dólares/acción para las ordinarias de la compañía en el mercado.

LEÉR MÁS  ¿Cómo? Ahora podés ver las Historias de Instagram de forma anónima

La idea tras de la compra es la de consolidar el negocio de Avast y potenciar su presencia en la industria de IoT, en la que AVG tenía una posición bastante competitiva que se espera derive en sinergías ahora que está en la menos de Avast:

    ”Estamos en una industria que cambia rápidamente, y esta adquisición nos da la amplitud y la profundidad tecnológica para ser el proveedor de seguridad de elección para nuestros clientes actuales y futuros” – Vince Steckler, Director general de Avast Software.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here