El trato al que han accedido los desarrolladores, que supervisa la CTIA en Estados Unidos, es a incluir en sus productos la opción de desactivarlos remotamente, y así poder reaccionar al robo de uno de estos aparatos. Esta opción debería estar disponible desde julio del próximo año.

Cnet explica que el acuerdo incluye la realización de un software que permitirá a personas autorizadas borrar la información del aparato que ha sido robado. También permitiría bloquear los celulares que usen PIN o contraseña e impedir que sea reactivado sin permiso del usuario.

LEÉR MÁS  El navegador “más veloz” que busca destronar a Chrome

Las medidas que se tomen podrían no ser totalmente infalibles, pero es de destacar que varios desarrolladores tengan en la mira una misma problemática y aporten opciones a superarla.

Apple, Google, HTC, Huawei, Motorola, Microsoft, Nokia y Samsung hacen parte del acuerdo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here