La serie de reproductores que marcó una era en la compañía sólo tendrá al modelo Touch como su único representante, disponible en 32 y 128 GB

El iPod fue el producto que revivió a Apple , un reproductor de música que consiguió masificar su logo en todo el mundo.

Es momento de decir adiós a dos de sus exponentes: el iPod nano y el iPod shuffle dejaron de estar disponibles. La despedida de los iPod nano y iPod touch se suma a la del Classic, ocurrida en 2014.

LEÉR MÁS  ¿Cómo? Ahora podés ver las Historias de Instagram de forma anónima

“Estamos simplificando nuestra familia iPod con dos modelos de iPod touch, ahora con el doble de capacidad a un precio inicial de u$s199, y estamos discontinuando los iPod nano y iPod shuffle”, dijo Apple tras ser consultado por el sitio The Verge.

Los nuevos iPod touch vienen en 32 y 128 GB, con un precio este último de u$s299. Las versiones anteriores de 16 y 64 GB tampoco están más disponibles.

Apple, la culpable

LEÉR MÁS  ¿Qué suben tus vecinos a YouTube? Aprendé a encontrar vídeos según su ubicación

En un mundo sin iPhone, la existencia de los iPod tenía sentido. Pero la calidad de sonido, las funciones y el espacio de almacenamiento que fue adquiriendo el celular de Apple, hicieron que tuviera poco sentido tener un reproductor de música.

El único sobreviviente es el modelo touch, que cuenta con conexión a internet, una cámara sobresaliente y, obviamente, acceso a aplicaciones.

Una vez que se termine el stock de iPod nano y iPod shuffle, Apple no repondrá esos reproductores, convertidos en objeto de deseo durante años.

LEÉR MÁS  Instagram ahora permite enviar solicitudes para unirse a un video en vivo

El primer iPod nano fue presentado en 2005 y tuvo su última actualización en 2012, cuando sumó Bluetooth para poder funcionar a la par de auriculares y parlantes inalámbricos. En 2015 estuvo disponible en más colores y después nada más se supo.

El iPod shuffle llegó a comienzos de 2005 y desde 2010 , cuando recuperó sus controles táctiles, no hubo más novedades importantes. Sin dudas, la despedida de dos dispositivos entrañables.

Fuente: Ovrik

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here