El T-Mobile G1 fue el primer smartphone que cargaría Google Android como sistema operativo en el año 2008. Este smartphone de pantalla deslizable no tenía todas las características de las que hoy gozamos en las nuevas versiones. Sin embargo, aunque a muchos les cueste trabajo reconocerlo, Google también acertó en algunas cosas desde el principio.

Recordando algunos de los features de Android que estuvieron ahí desde el principio podemos mencionar, por ejemplo, el centro de notificaciones. Que, aunque fue evolucionando con el paso del tiempo, ha mantenido el principio básico de brindar alertas al usuario sobre lo que le interesa. Otro de los puntos básicos de Android que gozamos hasta el día de hoy tiene que ver con los widgets en la pantalla de inicio, la integración completa con Gmail y la tienda de aplicaciones, antes llamada Android Market.

Un año después, Google lanzó la segunda versión de su sistema operativo: Android 1.1. Aunque esta nueva versión no contenía cambios significativos, fue la prueba indiscutible de que Google podía lanzar actualizaciones OTA y fue de las primeras plataformas en actualizar sus dispositivos de esta manera. Su sucesor, Android 1.5, mejor conocido como Cupcake fue la versión que trajo las mejoras en la interfaz de usuario y en el diseño. Uno de los puntos más importantes de Cupcake fue que se agregó el widget de Google Search en la pantalla principal y, además, se agregó un teclado virtual que no apareció en la primer versión.

LEÉR MÁS  Como a tus amigos, ahora Instagram permite seguir hashtags

Android 1.6 Donut, llegó con el soporte CDMA y abrió las puertas a los carriers. Otra característica principal de este SO es que aceptaba varias resoluciones de pantalla. A finales del 2009 el Motorola Droid era el único dispositivo que traía Android Eclair de fábrica; esta versión fue la primer gran versión renovada de Android que tenía soporte de Gmail para múltiples cuentas, navegación en Google Maps y una nueva pantalla de bloqueo.

LEÉR MÁS  Twitter agregó un botón para crear “hilos” de conversación

A mediados del 2010 apareció Froyo con un nuevo diseño al algunas partes de Android como la aplicación con la galería de imágenes. Otra actualización importante en esta versión es el soporte hotspot para el Nexus One que fue el smartphone que cargaba este sistema operativo desde fábrica. Una novedad que incluso se cobró aparte por algunas operadoras telefónicas. El sucesor de Froyo fue Android 2.3 Gingerbread que, aunque fue una actualización pequeña, vino de la mano del Nexus S, la versión producida por Samsung.

La siguiente versión de Android no fue hecha en específico para un smartphone, sino que estaba diseñado para tablets. Honeycomb vino de la mano de la Motorola Xoom y cambió el color verde que ya era relacionado con el sistema operativo de Google, por el azul para todos sus acentos. Otra de las características de Honeycomb fue el multitasking mejorado y, además, la ausencia de botones físicos. Ice Cream Sandwich le siguió los pasos con Anrdoid Beam, desbloqueo del smartphone con reconocimiento facial y una nueva aplicación de calendario y mail.

LEÉR MÁS  Alibaba presentó una máquina expendedora de autos

Android 4.1 Jelly Bean fue anunciado durante Google I/O del 2012. Esta primera versión llegó con Google Now, una plataforma desarrollada completamente para Google. Android Jelly Bean fue evolucionando con diferentes versiones que reflejan lo que la plataforma es hoy en día. Un nuevo rediseño, mejores widgets y mejores aplicaciones. Definitivamente, se nota el trabajo de tantos años sobre el sistema operativo móvil de Google. Ahora el futuro de Android reside en KitKat con lo que esperamos sea un nuevo diseño más plano y de la mano de algún dispositivo Nexus. Una actualización que hemos estado esperando durante mucho tiempo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here