¿Cuál es la diferencia? Si al fin y al cabo, se trata de gestores de redes sociales. Pues bien, lo que vamos a hacer es tomar las funcionalidades que más nos gustan de TweetDeck para crear una lista con 4 alternativas prácticas, rápidas y sobre todo, gratuitas, a este fantástico servicio. La traducción sería encontrar otros fantásticos servicios que nos sirvan como respaldo. Esa es nuestra idea. Además de la gratuidad, lo que estamos buscando es soporte de múltiples columnas, varias cuentas, opciones de personalización, soporte para variedad de redes sociales –no solamente Twitter sino también Facebook y LinkedIn, por ejemplo-, interfaz rápida e intuitiva, y un sistema eficiente de notificaciones. Tenemos una tarea difícil que lamentablemente no podemos cumplir por completo.

Seesmic
Estamos tratando de no agregar a HootSuite dentro de esta lista porque es la herramienta más que obvia. Por eso vamos con otro jugador pesado como primera opción: Seesmic tiene soporte para múltiples plataformas, varias cuentas, y además se puede instalar como una extensión de Google Chrome para tener fácil acceso a nuestro timeline siempre que abrimos una nueva ventana. En cuanto a interfaz, es el que más se parece a TweetDeck con una repartición de columnas para separar timeline, menciones, mensajes directos, y otras columnas que queramos agregar con búsquedas o tweets programados, por ejemplo.

Otro aspecto que hay que tener en cuenta es que es completamente gratuito. Parece como un detalle tonto, pero muchas de las alternativas más eficientes a TweetDeck son pagas, por lo que tenemos esta lista bastante limitada. Seesmic también es gratuito, y si bien no es tan potente como nuestro programa original, lo podemos poner en un lugar subalterno y recomendable sin problemas. La mejor forma de usarlo es a través de la extensión de Chrome, por el fácil acceso y la sincronización inmediata. Pero también tiene un abanico de apps que se pueden usar desde diferentes dispositivos.

DestroyTwitter
DestroyTwitter es una aplicación encantadora pero bastante limitada, dado que no soporta otras redes sociales, y tampoco tiene una interfaz multicolumna. Pero sí es muy práctica para poder revisar nuestro timeline en todo momento, y también nos permite ahorrar tiempo al ser liviana y rápida, cosas fundamentales que esperamos de un cliente de redes sociales. también es multiplataforma, ideal para los usuarios que, por ejemplo, tienen una PC laboral pero un Mac personal y no quieren tener que andar cambiando entre clientes cuando van del trabajo a casa. Otra funcionalidad interesante es, por ejemplo, tener la posibilidad de filtrar los tweets relacionados con Foursquare, si realmente no queremos saber dónde están nuestros amigos.

Como dijimos, tiene la desventaja de no darnos demasiadas opciones en lo que se refiere a las cuentas, pero sí tiene muchas opciones de personalización con las cuales podemos cambiar el tamaño de la fuente, y otros detalles prácticos que también podemos encontrar en TweetDeck, como por ejemplo el autocompletado de nombres de usuarios –¿por qué algunos siguen insistiendo en usuarios tan complicados?- y el sistema de notificaciones con sonido para nunca perdernos nada de la conversación.

Buffer
Vamos sacrificando algunas cosas, como por ejemplo, en este caso el timeline. Con Buffer no podemos saber qué están diciendo los usuarios a los que seguimos, pero sí es claro que no la estamos poniendo en la lista por nada. En Bitelia somos fanáticos extremos de Buffer porque es una aplicación excelente y fácil de usar, que nos permite tuitear cosas interesantes al momento. Solamente tenemos que crear una cuenta, administrar los horarios en los que queremos que salgan nuestros tweets –es fundamental tener la opción de programar- y luego comenzar a hacerlos desde cualquier página, apretando el botón que se instalará al lado de la barra de direcciones.

Ahora bien, es una desventaja importante no tener el timeline, me dirán. Puede ser, dependiendo de la cuenta en la que estemos trabajando. Si queremos tener opciones para programar y enviar contenido nada más, entonces Buffer es lo que estamos buscando. Si queremos también tener la posibilidad de contestar cualquier mención, entonces nos va a convenir complementar el uso de Buffer con otro cliente que sí lo soporte. Como dijimos, dependerá del tipo de trabajo que tengamos que hacer. Más allá de esa imposibilidad, Buffer es una aplicación muy estable, y súper útil.

TwitIQ
Vamos a admitir que la interfaz de TwitIQ no es de las más bonitas –de hecho, retrocede unos 5 años en cuanto a diseño de administradores de redes sociales- pero hace bien el trabajo, que es lo que nos interesa. No necesitamos crearnos una cuenta independiente, solamente tenemos que sincronizar con la cuenta de Twitter que vayamos a usar. Si queremos tener soporte multicuenta, vamos a tener que adquirir la versión de TwitIQ Pro, que en realidad no es tan cara y lo podemos considerar como una inversión –aunque recomiendo comprar otras herramientas más atractivas y con más funcionalidades-.

Tiene buenas posibilidades de seguimiento de conversaciones, algo fundamental para poder administrar una cuenta, pero además nos ofrece una analítica breve con algunas cosas fundamentales como ReTweets e interacción. El panel de menciones no es tan fácil de acceder pero lo ofrece por separado, lo que es algo interesante.

Solían existir muchas más opciones en lo que se refiere a clientes de Twitter. Lamentablemente, desde la última actualización de la API de la plataforma, debido a los requisitos muchos desarrolladores se quedaron afuera y es así como perdimos muchas herramientas gratuitas y valiosas. Por ejemplo, IFTTT dejó de dar soporte a sus recetas con Twitter debido a este cambio. Quizás en un futuro las cosas cambien –aunque es dudoso- pero mientras tanto, podemos usar estas alternativas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here