Este producto tiene la capacidad de medir la intensidad de luz en una habitación para ajustarse a través del día de manera automática, desde muy brilloso hasta completamente apagado, según lo que sea necesario. Incluso, al llegar la noche, cambia de luz blanca a cálida para crear un ambiente de relajación.

Alba también se conecta al celular para que el usuario pueda controlar mejor la programación del sistema, sin embargo, la idea es que esto no tenga que ocurrir frecuentemente y que los bulbos “entiendan” en qué momento deben “comportarse” de cierta manera.

LEÉR MÁS  ¿Querés un iPhone X? Estas tres marcas tienen modelos calcados pero mucho más baratos

La empresa asegura que Alba pueda cambiar la iluminación también dependiendo de la habitación en donde esté instalado, por ejemplo, dando luz blanca e intensa en espacios de trabajo, o donde es necesaria una mejor visualización del espacio, como puede ser en el baño.

Finalmente, Alba debería consumir menos energía que los focos LED, según el fabricante. Todo esto está en preventa y se ofrece por un precio que si bien resulta costoso, bien podría valer la pena para quien requiere de esta tecnología: 150 dólares por el paquete inicial y 60 dólares por cada foco adicional.

LEÉR MÁS  ¿Querés un iPhone X? Estas tres marcas tienen modelos calcados pero mucho más baratos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here