01Octubre2014

Torio: ¿el combustible nuclear del futuro?

En este reactor de uranio de Noruega también se hacen pruebas con torio.

Es más seguro, más abundante y no se puede usar para hacer armas nucleares. O eso es lo que sostienen quienes promueven el uso de torio como nuevo combustible nuclear.

Entre ellos se encuentra Hans Blix, exinspector de armas de Naciones Unidas, quien quiere promover su desarrollo entre los científicos nucleares.

"Me han dicho que será más seguro en los reactores y es casi imposible hacer una bomba de torio. Estos son factores muy importantes a tener en cuenta cuando el mundo está buscando abastecimiento energético para el futuro", dijo Blix, quien también fue ministro de exteriores de Suecia, a la BBC.

"Soy abogado, no científico, pero en mi opinión deberíamos hacer lo posible para desarrollar el uso de torio. Soy consciente de que hay que superar muchos obstáculos, pero los beneficios pueden ser importantes".

Y no está solo en su entusiasmo: hay un creciente interés en el torio, aunque los críticos advierten que la construcción de nuevos reactores puede suponer una distracción frente a necesidades más acuciantes, como la reducción de emisiones de gases contaminantes.

En Reino Unido, científicos del Laboratorio Nuclear Nacional (NNL) recibieron apoyo del gobierno para colaborar con el desarrollo de un reactor de torio en India (que tiene las mayores reservas de este elemento del mundo), así como con un programa de prueba en Noruega.

El experimento nórdico

Las pruebas noruegas se llevan a cabo en las instalaciones nucleares de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) en Halden, en un búnker subterráneo digno de James Bond.

En un extremo de la localidad, y bajo una colina, está el profundo túnel donde se encuentra el reactor.

En teoría, la montaña protege al pueblo de cualquier accidente.

Las pruebas están a cargo de una compañía privada, Thor Energy (el elemento en sí fue descubierto en Noruega en 1828 y recibió su nombre en honor a Thor, el dios del trueno escandinavo).

Se estima que el torio es tres veces más abundante que el uranio, y además se obtiene como subproducto de la minería de metales raros.

La particularidad del proyecto de Thor es que utiliza el torio en reactores ya existentes junto a uranio y plutonio.

"Hay montones de torio en el mundo, muy bien distribuidos alrededor del planeta. En cuanto a las operaciones en los reactores, tiene algunas propiedades físicas y químicas que lo hacen realmente superior al uranio. Y en cuanto a los residuos, no son perdurables", dijo a la BBC Oystein Asphjell, director ejecutivo de Thor Energy.

Las ventajas

Por su parte, China se decanta por el diseño de un reactor de nueva generación, cuyos promotores aseguran que permitirá el uso de torio de una forma mucho más segura que el uranio.
Cuando un reactor de uranio se recalienta y las barras de combustible no pueden contener la reacción en cadena, como ocurrió en Fukushima, la crisis se extiende.

Si algo le ocurriera al reactor de torio, los técnicos podrían simplemente apagar el estímulo, que proviene de una pequeña planta de alimentación de uranio o plutonio, y la reacción de torio se detendría sola.

"El torio es capaz de pararse a sí mismo sin ninguna intervención humana… Sólo hace falta apagar el rayo estimulante", sostuvo en una ocasión Carlo Rubbia, científico de la Organización Europea para la Investigación Nuclear, consultado por la BBC.

"Además no hay productos de desecho de larga vida. Estimamos que después de alrededor de 400 o 500 años toda la radioactividad se habrá disipado", dijo.

Estas ventajas, si se produjeran, serían enormes. Pero el torio aún debe superar varios problemas técnicos.

Las dudas

Por otro lado, incontables miles de millones se han invertido en investigación y desarrollo basados en el uranio, con el amplio respaldo -según Hans Blix- de los poderes establecidos.

Aún así, Canadá, China, Alemania, India, Holanda, Reino Unido y Estados Unidos ya han experimentado con torio en el pasado.

"Las ventajas del torio son puramente teóricas. Al desarrollo tecnológico le faltan décadas. En cambio, creo que deberíamos concentrarnos en desarrollar tecnología renovable. Por ejemplo, tecnología eólica de altamar, que tiene un enorme potencial"

Nils Bohmer, físico nuclear de la ONG Bellona

Sin embargo, han surgido dudas sobre la conveniencia de fijar las ambiciones energéticas mundiales en otro sueño nuclear.

Los defensores del medio ambiente suelen argumentar que si las energías renovables hubieran contado con sólo una fracción de los fondos para investigación que se han invertido en la energía nuclear, serían actualmente mucho más baratas y su uso estaría más extendido.

Nils Bohmer, físico nuclear que trabaja en Bellona, una organización no gubernamental medioambiental noruega, opina que el desarrollo del torio es una costosa distracción de la necesidad de frenar las emisiones de gases de efecto invernadero inmediatamente para revertir el cambio climático.

"Las ventajas del torio son puramente teóricas", dijo Bohmer a la BBC.

"Al desarrollo tecnológico le faltan décadas. En cambio, creo que deberíamos concentrarnos en desarrollar tecnología renovable. Por ejemplo tecnología eólica de altamar, que tiene un enorme potencial".

Si alguna vez el torio logra convertirse en un combustible comercial, el uranio puede ser visto como un largo y costoso desvío.

En el pasado fue ignorado, dicen sus promotores, porque algunos gobiernos querían hacer bombas nucleares con el plutonio de ciertos reactores convencionales.

Según ellos, el torio fue rechazado simplemente por ser más seguro.