De este modo, mencionó Roger Zaldivar, que “la sede quirúrgica para operaciones de alta complejidad seguirá funcionando en Mendoza –como es nuestra tradición- y estarán siempre de la mano de mi papá, Robert Zaldivar, de mí, y de todos los profesionales de esta entidad radicados en la provincia. Mientras que aquellas intervenciones de menor complejidad se desarrollarán tanto en Mendoza, como en Buenos Aires, como es lo que venimos haciendo”.

El soporte por el que desarrollan la franquicia lo hacen por medio de Centrofranchising, pero todo el modelo para impulsar su marca y know how a nivel nacional se hizo a través de un estudio de mercado entre Robert y Roger Zaldivar y cuatro estudiantes de la Universidad de Boston, quienes estuvieron en Mendoza depurando el modelo y elaborando el plan de acción, cuidando cada detalle.

Asimismo, el referente el médico oftalmólogo Zaldivar, indicó “con el desarrollo de la red de franquicias apuntamos a que los pacientes incrementen el acceso a servicios médicos de excelencia en salud visual basada en la calidad de atención de nuestros profesionales y las tecnologías de última generación que contamos en los centros”.

En relación a cómo funcionarán, explicó el profesional que los futuros centros especializados Zaldivar gestionarán a través de un sistema virtual de audio y videos de alta definición. El franquiciado acompaña el paciente hasta la cirugía y luego, en el post-operatorio. “Los médicos de los satélites –los cuales estarán capacitados por nosotros, anteriormente a la apertura- serán los encargados de realizar los estudios y análisis. Luego, por medio de la tecnología de video –los cuales actualmente hacemos con diferentes pacientes- evaluaremos y ahí daremos un diagnóstico, el cual contemplará la atención de los referentes del Instituto en Mendoza. Allí, se determinará la operación, la cual deberá hacerse en la sede de nuestra provincia. De este modo, ellos serán nuestros socios ya que nos derivarán cirugías”.

 “Luego –continuó- el paciente podrá hacer el pos operatorio en su ciudad y seguirá siendo controlado por los profesionales de esa sede y por nosotros a través de la tecnología de video y así descartar casos complejos”.

Asimismo, contó Zaldivar que la idea es que estos centros sean eficientes, que tengan poco personal, ya que la mayoría de las patologías se tratarán a distancia. “La idea es que nos sientan lo más cerca posible. La medicina va al paciente”, remarcó. Al tiempo que agregó que esto se desarrolla a partir de estudios que comprobaron que el 90% de los operados en Mendoza provienen de otras provincias.

Con todo ello, “es que buscaremos cuidar todos los detalles y calidad al máximo sin perder la exclusividad de nuestro centro”.

Finalmente, adelantó que cada sede deberá tener aproximadamente 100 m2 y tendrá que ser equipado con la tecnología especificada por la marca. En relación al franquiciado –explicó Zaldivar- no será como requisito imprescindible ser oftalmólogo, pero sí deberá estar activamente involucrado en la gestión del negocio y contar con el equipo de profesionales especializados solicitado por la marca.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here