Después del impacto el chico se paró como si nada hubiese pasado, pero la abuela se quedó tirada en el piso con claras heridas.

Una mujer y su nieto caminaban por la vereda de una calle de Annapolis, en Brasil, cuando fueron atropellados por un auto que se salió se control cuando chocó contra otro. Si bien trataron de escapar no lo lograron.

LEÉR MÁS  Transportes escolares: Ahora no podrán tener más de diez años de antigüedad

De milagro, tras el impacto, el niño se para como si no le hubiese pasado nada. La abuela se quedó tirada en el suelo con heridas, pero los médicos revelaron que ambos están estables.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here